6 pasos para aprovechar el 100% de tu día

Levantarse temprano puede suponer un desafío del que tome tiempo acostumbrarse, sin embargo, saber aprovechar una rutina matinal traerá múltiples beneficios.

¿Cuántas veces no has retrasado tu alarma antes de salir de tu cama? Levantarse temprano es una de las prácticas más comunes y a la vez más costosas para las personas y más aún si no estás acostumbrado a ello.

Hacer de este un hábito para la vida laboral te traerá múltiples beneficios como tener mayor autocontrol de tu persona, tiempo y actividades, así como poder organizarte mejor y sobre todo aumentar tu productividad.

Robin Sharma, autor del libro “The 5 am club” (El club de las 5 am) afirma que levantarse diariamente a las cinco de la mañana ayudará a que recuperes tu equilibrio interior, pues de esta manera aprovechas hasta el último minuto de cada día lo cual mejora tu salud. De hecho algunas personas como Tim Cook, actual director de Apple, y Michelle Obama han comprobado esta teoría.

Si tú también quieres empezar una rutina matinal que te permita aprovechar mejor tu día, te comparto 6 sencillos pasos que te ayudarán a adaptarte mejor a esta nueva práctica:

Ten una rutina para antes de dormir: intenta hacer cosas que te ayuden a relajarte y dormir mejor, ya sea escuchar música tranquila, tomarte un vaso de leche tibia o lo que mejor funcione para ti, hazlo cada día antes de acostarte para que se convierta en una rutina.

Limita tu consumo de cafeína: según un estudio de la Academia Estadounidense de Medicina, el efecto en tu cuerpo del 50% de la cafeína que ingieres dura cinco horas y su máximo efecto se alcanza aproximadamente 45 minutos después de haberla consumido. Por ello, se recomienda que tu última ingesta de cafeína sea entre las 5 y 6 de la tarde.

Aléjate de los aparatos electrónicos: el brillo que generan las pantallas de la computadora, la Tablet o el celular afecta negativamente a tu cuerpo. Evítalos por lo menos una hora antes de dormirte.

Levántate cuando suene el despertador: cuando retrasas el momento de salir de tu cama no te da más tiempo de sueño, solamente lograrás sentirte adormilado. Una manera de lograrlo es poner el despertador alejado de ti, en un lugar donde necesites dar unos pasos para apagarlo.

Mantén un horario fijo: procura dormirte y levantarte a la misma hora todos los días, poco a poco tu cuerpo se irá acostumbrando a tu nueva rutina.

Deja listas tus cosas del día siguiente: prepara tu ropa, tu bolsa o portafolio, incluso tu comida para llevar al trabajo. Esto te ahorrará valiosos minutos al otro día.

Recuerda que todo es cuestión de perspectiva, si ves los beneficios que traerá para ti levantarte temprano, estoy segura de que será una práctica que querrás adoptar. Los hábitos, actitudes y aptitudes son las que construyen a un líder; comenzar por gestionar mejor tu rutina matutina sin duda en el corto plazo traerá un impacto positivo en tu branding personal.

loading...