CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

6 maneras de calmar los nervios antes de dar una presentación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
No podemos negarlo, en alguna ocasión hemos sentido nervios antes de una presentación muy importante, pero no tiene que ser así, te comparto algunos consejos para que domines el escenario y captes la atención de tu audiencia.

¿Te ha pasado que antes de dar una presentación te sudan las manos, se te acelera el corazón y hasta crees que vas a olvidar todo lo que tienes preparado? Es muy común que suceda esto, ya que hablar en público es uno de los mayores miedos del ser humano.

Hacer una presentación es una oportunidad para dar a conocer tus ideas y que tu voz se oiga; sin embargo, no a todas las personas les agrada hacerlo. En ocasiones, es inevitable en el mundo profesional, pues comúnmente nos enfrentamos a dar un discurso dentro de la empresa, a un posible cliente, ser responsables de liderar una capacitación.

Aunque parece una tarea titánica, la preparación previa te ayudará a disminuir tus nervios y ansiedad; por ello, te comparto 6 maneras de calmar tus nervios al dar una presentación:

Acéptalo: reconoce que sentirse nervioso o ansioso antes de una presentación es normal, es una señal de que lo que está próximo a suceder te importa.

Toma consciencia de todo lo que le sucede a tu cuerpo y siéntete cómodo con la idea de que es parte del proceso. Si lo requieres, apóyate en ejercicios de respiración para relajarte.

Concéntrate en transmitir tus ideas: en lugar de enfocarte en lo que los demás piensen sobre ti, piensa en cuál es el mensaje que quieres dejarle a tu audiencia.

Amanda Hennessey, fundadora de Boston Public Speaking, afirma que cuando eres consciente de lo importante que es dar tu presentación y el impacto que puede causar, te provocará mayor pasión y compromiso hablar frente a tu público.

Adopta poses de poder: las posturas de tu cuerpo están relacionadas directamente con cambios fisiológicos, afectando cómo te sientes y cómo actúas.

Para sentirte con mayor poder, seguridad y confianza realiza la pose de superhéroe: mantente erguido, eleva la barbilla, lleva tus manos a las caderas y abre las piernas a la altura de tus caderas. Mantén esta posición y siente el efecto que tiene en ti.

Hazte dueño del espacio: procura llegar con anticipación al lugar donde te presentarás, camina para reconocer el espacio. Piensa la manera de ajustar un poco tus gestos y movimientos para que tu audiencia alcance a percibirlos.

Realiza una preparación previa: cuanto más preparado estés, menos serán tus nervios. Elabora con anterioridad tu discurso y practícalo. Revisa que todo tu material esté listo y piensa en las preguntas que te podrían hacer, así como sus respuestas.

Además, duerme bien, hidrátate, cuida tu consumo de cafeína para no alterar más tus nervios y asegúrate de haber comido bien.

No olvides tener una gran apertura y cierre: parte fundamental de tu exposición es llamar la atención desde que entres al escenario. Causa curiosidad con una pregunta, una frase contundente o una anécdota que apoye tu discurso.

Para el cierre, ten presente siempre el ‘call to action’ o el llamado a la acción, que es aquello que deseas que tu público haga al terminar tu presentación, como votar por una iniciativa, adquirir tus productos o servicios, etc.

Apóyate en estas 6 maneras de calmar tus nervios en tu próxima presentación. Recuerda que hasta la persona más experta los experimenta. No lo tomes como una limitante, úsalos como un impulso a tu favor para mejorar tu branding personal.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Artículos Premium

Artículos Premium

Más de Merca2.0

Artículos relacionados