Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

6 lecciones para mi negocio que aprendí de ser madre

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La maternidad es una relación, un trabajo de tiempo completo y una identidad que se va construyendo día con día, por lo que es importante asimilarla como un cúmulo de lecciones que te harán aprender y mejorar en cualquier ámbito de tu vida.

Nadie nace sabiendo ser madre, es un proceso donde cada día hay un nuevo reto por superar y con ello, un nuevo aprendizaje que hoy se lleva más allá de la vida en familia.

Antes de ser madre sabía que quería hacer de mis hijos personas independientes, seguras de sí mismas y transmitirles todos mis conocimientos. Lo que no esperaba era lo mucho que iba a aprender de ellos, y más aún, que estas lecciones las iba a poder aplicar en el ámbito profesional para impulsar mi branding personal.

Aquí te comparto seis lecciones que he aprendido de ser madre:

1. Paciencia

Se refiere a la capacidad de tolerar las adversidades con fortaleza. Por lo que, como mamá he tenido noches interminables de insomnio o buscaba cualquier manera posible para procurar a mis hijos.

Como líder, esa paciencia es esencial para superar exitosamente las situaciones que se te presenten ya sea en lo laboral y personal.

2. Tolerancia a las presiones

Sabemos que no es nada fácil lidiar con un berrinche de nuestros hijos; sin embargo, buscamos la mejor manera de resolverlo.

Por ello, dentro de una empresa es importante que en eventos con los clientes o con el equipo de trabajo, se conozca cual es el mejor momento para detenerse y pensar una solución efectiva.

3. Gestión de emociones

En varias ocasiones he sentido que los sentimientos me rebasan y deseo tirar la toalla enfrente de mis hijos; pero, el mantener la compostura a pesar de las circunstancias es una habilidad que fortalece el liderazgo.

Es importante que trabajes en gestionar tus emociones y sentimientos para que seas tú quien las controle y no ellas a ti.

4. Resolución de conflictos

Buscar que mis hijos quedaran en bueno términos ante una pelea en ocasiones era complicado, más no una tarea imposible. Esta habilidad llevada al mundo profesional es necesaria para resolver cada problema que surja de manera efectiva.

5. Negociación

A lo largo de los años con mis hijos, hemos buscado hacer los mejores tratos; desde cuánto tiempo de ver televisión o darles permiso de salir a alguna fiesta.

De la misma manera, es importante que generes acuerdos con tus clientes y equipo de trabajo donde sea un “ganar-ganar” entre ambas partes sin abusar del otro.

6. Balance

Ser mamá implica dividirse en mil partes al día; tareas el hogar, actividades con los hijos, trabajo, relación de pareja, etc., y en cada una buscar que todo tenga el espacio y tiempo necesario.

Igualmente, en una empresa o en un negocio es importante dedicar periodos a cada actividad, clientes y la vida personal, para crear un balance de tiempo y actividades.

Ser mamá es una actividad de tiempo completo y sin duda, es una gran oportunidad de aprender cada día algo nuevo, lo cual también se puede aplicar en el mundo laboral y para fortalecer tu branding personal.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Artículos Premium

Artículos Premium

Más de Merca2.0

Artículos relacionados