5 tips para aumentar tu confianza en una entrevista laboral

Que te rechacen no divierte. Y es por esto que a la hora de enfrentarse a un posible no, como en normal que suceda en algunas entrevistas de trabajo, los nervios pueden jugar una mala pasada. Y como en el caso de las opciones de empleo, existen muchos factores que entran en juego (de los cuales una parte no suelen estar bajo el control de los candidatos), es útil tomar en cuenta estas tácticas que contribuyen a aumentar la confianza durante la entrevista laboral.

Notas relacionadas:
¿La cafeína contribuye a la productividad laboral? Infografía
10 habilidades laborales que podrías necesitar en 2020: Infografía
7 técnicas simples y efectivas para combatir el estrés laboral

Para quienes desean sentirse más tranquilos a la hora de asistir a una entrevistas laboral, estas 5 claves servirán…

  1. Conozca su marca personal
    Piense en aquello que le hace único y diferente en temas profesionales. Tenga en mente el valor que puede usted ofrecer a sus potenciales empleadores.
  2. Haga coincidir sus habilidades con su experiencia laboral
    Mientras más adecuada sea la información que ofrezca para el puesto de trabajo al que opta, más cerca estará de obtenerlo. No se tata de mentir o transformar, sino de resaltar dentro de su CV, aquellos aspectos, experiencias y habilidades pertinentes para la posición a la que se presenta.
  3. Practique las respuestas a las preguntas más comunes
    Es normal que recomienden estar preparado para responder una serie de preguntas comunes que se hacen en las entrevistas laborales, pero lo ideal es practicar las respuestas de antemano para mostrarse seguro y confiado ante el entrevistador. Tener claras y practicadas las respuestas a preguntas como: ¿qué te interesa de este trabajo? ¿cuáles es tu experiencia haciendo esta tarea? O ¿por qué dejaste tu anterior empleo? será de gran utilidad en el encuentro con el reclutador.
  4. Muéstrese seguro
    Vista de forma profesional (adecuado al cargo al que aspira), camine erguido y siéntese derecho. Sea el primero en extender la mano para estrecharla al entrevistador. Mire directamente a los ojos y sonría cuando sea necesario y oportuno. Pero debe hacerlo de forma natural. Pues de lo contrario puede verse como una situación forzada o de tono arrogante que no le favorecerá.
  5. Sea educado
    Suena obvio, pero en esos momentos, los nervios pueden traicionarnos. Recuerde no interrumpir al reclutador, escuchar con atención y agradecer la oportunidad.

Las entrevistas de trabajo suelen ser momentos tensos para quienes las enfrentad, por ello ir preparado, a todo nivel, (y en este caso con la ‘cuota’ de confianza que brindan estas claves) es la mejor forma de enfrentarse a este tipo de situaciones.