Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

5 momentos difíciles que tienes que vivir para crecer profesionalmente

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Seguramente, todos nosotros a nivel profesional hemos vivido momentos intensos y difíciles que nos desaniman y desmotivan. En ocasiones, nos dejamos invadir por la frustración, el enojo o la tristeza y no entendemos porqué algunas cosas nos suceden. Sin embargo, es importante reflexionar sobre aquello que nos ha sucedido y que al final se ha tornado como un buen aprendizaje, una gran experiencia o un suceso que debíamos de haber pasado para ser quienes somos ahora.

A continuación 5 momentos difíciles que tienes que vivir para crecer profesionalmente:

  1. Tienes que tomar decisiones aunque no tengas todos los elementos: En el ámbito laboral con más frecuencia se requiere tomar decisiones precisas, asertivas y en tiempo. Esto no siempre es fácil sobre todo cuando no contamos con toda la información o todos los elementos para hacerlo. De cualquier forma muchos puestos de trabajo requerirán que tomes las decisiones en tiempo y forma sin contar con toda la información. Deberás hacerte responsable de tus decisiones y asumir todas sus consecuencias. En ocasiones seguro te irá bien así como en otras seguro no te irá como esperabas. En cualquiera de los casos conviene que te hagas responsable siempre de lo que decidas e intentes aprender lo bueno del suceso.
  2. Tienes que afrontar las dificultades con la cabeza en alto: No es fácil reconocer nuestros errores, aceptar que nos equivocamos o estar inmiscuido en un a dificultad. Lo más sencillo sería esconderse, huir o culpar a alguien más de lo que sucedió o está sucediendo. No importando cuánta sea la exigencia de perfección que tu trabajo/jefe/compañeros (ó incluso tu mismo) demanden de ti debes aceptar que como ser humano cometerás errores, que algunas situaciones no son necesariamente justa pero que es digno de un profesional (persona) de excelencia el reconocer que está pasando por una dificultad con la cabeza en alto, asumiendo total y absoluta responsabilidad. Cuanto antes puedas aceptar que debes intentarlo, que quizá fallarás (o quizá alguien fallará contigo) y que habrá que levantarse de nuevo con la cabeza bien en alto, mucho mejor. Es muy lamentable ver como hay personas que se quedan ancladas en el rencor, en el orgullo, estancadas en una situación que hace años sucedió, culpando a otros de su situación sin ser capaces de tomar con valentía las riendas de su propia vida.
  3. Tienes que dar resultados, sin pretextos: Hay momentos en los que pareciera que no vemos el camino para lograr hacer las cosas y poder dar resultados eficientes y efectivos. No obstante, se espera de ti en cualquier trabajo que des resultados aunque lo más fácil sea no hacer las cosas y poner pretextos. Eres tus resultados. Puedes aparentar mucha inteligencia, poder, jerarquía pero al final serás medido y valorado por tus resultados. Insisto eres tus resultados, procura que sean impecables, congruentes y exitosos.
  4. Tienes que ver el vaso siempre lleno: Hay personas que ven en un vaso con agua a la mitad el vaso medio lleno y las hay quienes lo ven medio vacío. No hay mejor herramienta en la vida laboral que una buena actitud. La gente exitosa sabe que tiene que sobrepasar tantos obstáculos como sean necesarios para alcanzar y lograr sus objetivos. No puedes claudicar a la primera, ni a la segunda, ni a la tercera, tienes siempre que seguir en búsqueda de tu objetivo y ver las pruebas como trampolines para llegar a donde quieres llegar.
  5. Tienes que controlar tus emociones: Todos hemos pasado por momentos en el trabajo en donde alguien nos ha sacado de nuestras casillas y nos ha hecho por demás enojar. Quisiéramos enfrentar a esa persona haciéndole saber todas sus verdades. Sin embargo, hay momentos en que debemos saber que ser político y prudente nos llevará más lejos que ser atrabancado, rudo o revolucionario. Es duro tener que quedarse callado ante una injusticia pero habrá que sopesar si vale la pena arriesgarlo el todo por el todo, o si será mejor callar y continuar. Recuerda que el tiempo cobra sus propias facturas y pone en su lugar a quién lo merece, pensar así te permitirá vivir mucho más tranquilo y te evitará corajes innecesarios.

Victor Frankl decía “Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontas ese sufrimiento” yo digo que siempre que sientas que las cosas van mal y pienses que todo está conspirando en tu contra es mejor pensar que es en esos momentos cuando más estás madurando, aprendiendo y creciendo.

Besos azules

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados