¿Funciona ser Multitasking al hacer acciones de marketing?

Muchas personas creen que los expertos en un sector suelen desenvolverse de múltiples formas, al mismo tiempo y con la misma eficiencia. Sin embargo, podemos preguntarnos: ¿nuestro organismo y sobre todo nuestro cerebro fueron construidos para realizar actividades diferentes en una sola acción; es decir, multitasking?

El cerebro de los seres humanos está diseñado para enfocarse en una sola cosa a la vez, y si bien bombardearlos con información de diferentes tópicos no afecta a nuestra capacidad de desenvolvernos, solo nos hace más lentos al momento de prestar atención a diferentes temas.

En una era donde el correo electrónico o las redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram y Snapchat están en los temas de conversación diaria, hasta cierto punto, todos los usuarios están obligados a hacer varias cosas a la vez, debido a la enorme cantidad de contenido que observan. Al respecto, SocialBakers indica que el usuario pasa más de 1700 minutos al mes entre múltiples plataformas sociales

Las marcas están consientes de la adicción a la tecnología por parte de los consumidores actuales. Según datos de Statista, en mercados como Estados Unidos, la inversión publicidad digital es de un aproximado a una cuarta parte de todos los gastos publicitarios.  A partir de 2016, esta industria en particular representó el 22 por ciento de todo el gasto de publicidad digital en los Estados Unidos y la tendencia va en aumento.

Sin embargo, todavía queda pendiente la interacción de los usuarios con el contenido que se realiza y sus respuestas. No todo el material que sacan las marcas tiene una contestación.

¿Funciona ser Multitasking al hacer acciones de marketing?

Earl Miller, neurocientífico del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), señala que nuestros cerebros “no están conectados para realizar múltiples tareas de una forma adecuada. Cuando las personas piensan que realizan acciones de multitasking, en realidad están cambiando de una tarea a otra muy rápidamente. Y cada vez que lo hacen, hay un costo cognitivo”.

En cuanto a la eficiencia de su trabajo, el multitasking hace que sea más difícil organizar pensamientos y filtrar información relevante. Por consecuencia, reduce la eficiencia y la calidad del trabajo. Esta actividad también aumenta la producción de cortisol, la hormona del estrés. Hacer que nuestro cerebro se mueva constantemente hace una sensación de debilitamiento mental.

A manera de conclusión, la recomendación es hacer acciones que correspondan al trabajo individual de los especialistas en marketing. Desde el líder creativo de una campaña hasta las acciones en social media, lo ideal es separar los esfuerzos de cada actividad para hacer un todo general como producto final.