4 puntos que debes de tomar en cuenta antes de iniciar una estrategia de content

México, D.F. – Una estrategia de contenidos se refiere al uso de palabras y datos que crean un contenido que provoca experiencias relevantes e interactivas para el cliente, esto de acuerdo con Rachel Lovinger, estratega de contenidos de la agencia de marketing Razorfish.

Notas relacionadas:
Claves para generar una estrategia de Content Marketing de calidad
¿Tu estrategia de content marketing es efectiva? ESPN te lo dice
3 riesgos que debes contemplar al desarrollar una estrategia de content marketing

Las marcas deben de enfocarse en ser las más recordadas por los clientes, esto para que sus productos o servicios tengan un mayor nivel de relación de acuerdo con sus necesidades y preferencias. Te diremos 4 puntos que debes de tomar en cuenta antes de iniciar una estrategia de contenidos.

1. Conocer bien lo que ofreces

Como marca debes de saber con exactitud lo que vendes, es decir, el producto, los competidores, precio, componentes, puntos de venta donde se ofrece, desventajas. Otros factores que se deben de contemplar también son los objetivos que se tiene, el tipo del mensaje con el que llegará al público y recursos que usarán. Esto con el fin de estructurar bien la estrategia y cubrir la mayor cantidad de puntos sin dejar paso a que el público tenga dudas.

2. Conocer a el público

Antes es necesario saber bien a qué tipo de personas se les quiere vender, para que con base en eso elaborar las estrategias pertinentes. Los gustos del cliente son variados, estos se pueden definir de acuerdo con el género, edad, ubicación geográfica e ingresos monetarios, etc. Delimitar el tipo de persona también ayuda a enfocar mejor los mensajes publicitarios.

3. Saber qué es lo que se va a implementar

Ya sea dentro o fuera de Internet, se debe de analizar la forma en la que se implementará una estrategia de contenidos. Realizar esquemas que señalen los principales puntos, como por ejemplo “objetivos”, lo cual ayuda a que nos apeguemos a ellos y no desviemos los esfuerzos a otro camino, además de reducir el margen de error.

4. Definir el momento

Es necesario contemplar el tiempo –momento– y la forma donde se implementará. Los factores externos a la marca pueden llegar a influir en el resultado esperado, esto de una forma favorable o desfavorable. La fecha indicada debe de ser tomada con base en lo que está pasando en la sociedad y las noticias más relevantes, esto con el objetivo de no propiciar malos entendidos en el contenido.

Fuentes: Enredoos, Lance Talent.