La carta de presentación es uno de los elementos a tener en cuenta a la hora de buscar empleo y es que es un recurso que puede marcar la diferencia y hacer que el reclutador se fije en tu candidatura y se fije en tu perfil antes que en el de los otros candidatos.

Si estás en búsqueda activa de empleo, a continuación te vamos a explicar algunas de las cosas fundamentales que tendrías que tener en cuenta para redactar la mejor carta de presentación con la que conquistar al reclutador y así consigas el tan ansiado puesto de trabajo.

1.- Por qué te interesa la empresa

Tu objetivo primordial, a la hora de redactar una carta de presentación es hacerle ver por qué quieres trabajar en esa empresa. Y es que la mejor forma de que alguien se interese por ti es demostrarle interés tú primero.

Para este apartado de la carta, busca toda la información que puedas sobre la empresa para que así el reclutador crea que no estás enviando la misma carta de presentación a todas las empresas. Es decir, tienes que hacerle sentir que es la única empresa en la que quieres trabajar en ese momento.

2.- Lo importante que eres tú para la empresa

En este apartado de la carta de presentación lo que tienes que dejarle claro al reclutador es por qué tú eres la persona idónea para esa empresa. Es decir, debes expresar lo que realmente ofreces al mercado laboral y qué es lo que te hace diferente.

Elige, para redactar este apartado, tres cualidades que sean más importantes y relevantes para este puesto y dale al reclutador un ejemplo de cada una de ellas en tu propia experiencia.

Si tienes alguna recomendación de algún jefe anterior, no dudes en incluirla ya que es una gran herramienta para vender mejor tu candidatura.

3.- Consideración

Los candidatos, en los procesos de selección suelen mostrar muy poca consideración y esto es algo totalmente contraproducente. Así que no dudes en mostrar empatía al redactar tu carta de presentación.

Además de la consideración, no dudes en mostrar amabilidad, educación para que el reclutador vea lo agradable que será trabajar contigo.

4.- Interés por el puesto

Si estás deseando conseguir ese puesto de trabajo, no dudes en ponerle un poco de emoción a tu carta de presentación, así que usa los verbos de acción con un componente emocional.

Recuerda siempre, por lo tanto, que con tu carta de presentación estás hablándole a una persona humana a la que deberías provocarle algún tipo de emoción.