4 cosas que el marketing debe aprender del movimiento ‘Ice bucket challenge’

Internacional.-. Durante las últimas semanas, diversas redes sociales se han inundado con miles videos en los que tanto celebridades como personas comunes demuestran su apoyo al movimiento Ice bucket challenge, el cual espera recaudar fondos para impulsar la investigación sobre la esclerosis lateral amiotrófica (ALS por sus siglas en inglés) de una forma poco convencional y a través de un reto al que pocos se han podido resistir.

Notas relacionadas:
Ronald McDonald se une a la tendencia y acepta el Ice Bucket Challenge
La iniciativa viral #ALSIceBucketChallenge ha superado los 70 millones de impresiones en unos cuantos días
Tim Cook, CEO de Apple, también se deja bañar en agua helada en el Ice Bucket Challenge

El movimiento, que comenzó a mediados de julio en Boston de la mano del ex jugador de béisbol Pete Frates, ya goza de gran fama en la red con lo que ha logrado convertirse en una tendencia viral en diversas partes del mundo, lo que ha permitido que The ALS Association -organización que trabaja para encontrar una cura a dicha enfermedad- tan sólo entre el 29 de julio y el 11 de agosto reuniera 1 millón 350 mil dólares, cifra que representa un incremento de mil 636 por ciento con respecto a los 22 mil dólares que la asociación logró recabar en el mismo periodo del año pasado.

El éxito de Ice bucket challenge deja importantes enseñanzas para el marketing, mismas que aplicadas a las estrategias pueden mejorar las posibilidades de una marca para convertirse en aquello de lo que todo el mundo habla.

De esta forma, enumeramos cinco aprendizajes que Ice bucket challenge deja para el marketing:

-El usuario: el mejor medio de amplificación
El también conocido “desafío del cubo de hielo”, reta a una persona a donar 10 dólares a una organización que investigue la esclerosis lateral amiotrófica, vaciarse un cubo con agua helada encima, compartir el video en redes sociales y plantear el reto a tres personas más. Esta última condición, permite que tanto el reto como las donaciones se amplifiquen de una manera natural y entre amigos, lo que no resulta intrusivo para el target al que se quiere llegar -donadores cautivos-.

-Un canal que te permite concretar la acción
El movimiento se ha difundido únicamente por redes sociales lo que, por un lado, logra hablar a la audiencia a través de un canal familiar, de uso cotidiano y al que puede acceder casi en cualquier momento, mientras que por otro permite al donador ubicar las asociaciones a las que puede donar, realizar su aportación en línea y mantenerse informado de la evolución del movimiento.

-Grandes “embajadores de causa”
Uno de los elementos clave de la popularidad de este movimiento, es que grandes celebridades de diversos ámbitos se han sumado al mismo, convirtiéndose -de alguna manera- en “embajadores de causa”, situación que motiva a otros a seguir sus pasos y participar en el desafío.

-La diversión puede capitalizarse
La diversión que implica vaciarse un cubo de agua helada sobre sí mismo así como ver a tres amigos más hacerlo, es una de las claves para que Ice bucket challenge logre el éxito que ahora goza. Así, logra capitalizar un momento divertido en la mejor publicidad para el movimiento así como en una donación mismas que, ha la larga, podrán multiplicarse por tres.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.