Si te vas a enfrentar a una reunión de ventas, ya sabrás que improvisar no sirve de nada. Es por eso por lo que si te vas a reunir con un cliente, la reunión debe estar preparada perfectamente puesto que sino lo está, las consecuencias pueden ser irreversibles puesto que es probable que no tengas muchas más ocasiones para cambiar esa primera impresión.

Si vas a tener reunión con clientes, son muchos los contratiempos que puedes sufrir. Para que esto no ocurra, son varios los consejos que te vamos a ofrecer para que puedas celebrar una reunión con éxito con tus clientes. ¡Toma nota de todos ellos!

Investigación

Ve muy preparado y habiendo investigado a fondo sobre el cliente, teniendo en cuenta tanto al interlocutor como la empresa a la que representa. Hoy en día es posible encontrar toda la información que se necesita en Internet y, sobre todo, en redes sociales.

Honestidad y humildad

Estos dos valores deben estar muy presentes en una reunión con clientes. Si quieres que tus clientes confíen en ti deberás ser completamente sincero y hablar de forma abierta. También es importante que hagas propuestas que puedas cumplir y que siempre digas “no” cuando sea necesario.

Preparación de la reunión

Cuando te hayas documentado sobre tus clientes, debes prepararte a fondo para reunión. Esto significa documentarte también sobre tu propia empresa para así poder contestar a cualquier pregunta que el cliente te haga. Pero también es imprescindible que estés documentado sobre el mercado en el que opera el cliente.

No olvides tener todo el material preparado y también que ensayes bien la reunión antes e la cita, teniendo preparada una lista de posibles preguntas que te puedan hacer. Asimismo, no olvides llegar puntual a la cita para que así el cliente perciba que está ante una empresa seria.

Escucha y pregunta

Durante la reunión escucha atentamente al cliente para que así perciba que te interesa lo que te está contando. Pero no te cortes a la hora de hacer preguntas sobre la empresa o los productos y servicios que ofrecen.

Por último, nunca te vayas de una reunión con un cliente sin haber llegado a unas conclusiones. Si el encuentro ha sido positivo debe haber un compromiso oficial por ambas partes que desemboque en una propuesta que tendrá que ser concisa y no muy extensa.

loading...