4 claves para desarrollar productos que tus clientes adoren

Para generar utilidad en tu negocio debes estar preparado y apuntando hacia el crecimiento de este, por lo que entre mejor puedas optimizar este proceso, mayor será el valor de tu negocio. Obviamente, una de las principales formas de crecer un negocio es el aumentar las ventas de tus productos a tu base actual de clientes.

Si te menciono la frase gestión de productos, tu primer pensamiento podría ser sobre planes de proyectos, mapas de ruta, datos de negocios y todo tipo de herramientas y técnicas que giran en torno a un producto que ya está en el mercado. En realidad, el mejor y más desafiante trabajo para cualquier equipo de producto se encuentra en la fase previa a la colocación del producto en el mercado, durante el descubrimiento del producto.

Si quieres inventar productos nuevos, que sean capaces de satisfacer las expectativas de tus clientes y maximizar su satisfacción, hay algunos pasos simples que puedes seguir:

1. Articula los valores de tu empresa.
Si has generado los primeros clientes estables con tu equipo fundador, no deberías de pasar a la siguiente etapa de crecimiento sin pensar en atraer a nuevo talento. Y, a menos que estas nuevas personas encajen en gran medida con tu cultura empresarial, corres un enorme riesgo que tus nuevos empleados envenenen a la compañía.

2. Contrata talento que encaje con tus valores empresariales.
El punto de articular los valores de tu empresa es usarlos para asegurarte de contratar personas que puedan encajar en tu cultura. No puedes hacer que empaten contigo tus empleados, si no tienes bien definida la base de tus valores y creencias corporativas. Aunque las personas que atraigas sean técnicamente competentes, pero no compartan tus valores, entonces no deberías ofrecerles el puesto.

¿Cómo mantener alejadas a las personas nocivas para la empresa? Hazles preguntas para probar su ajuste cultural: por ejemplo, “¿Qué valores querrían tener en una empresa y por qué?” Si su respuesta encaja con los valores de su empresa, es una buena señal. Si no, hay que observarlos más de cerca.

3. Forma equipos correctos y dales responsabilidad y empoderamiento.
La simple contratación de las personas adecuadas no es suficiente para que puedan inventar nuevos productos. En su lugar, debes organizar tu empresa de la manera correcta y responsabilizar a tus equipos para la creación de productos que aumenten los ingresos de su empresa.

La forma incorrecta de hacerlo es crear equipos organizados por función, por ejemplo, desarrollo de productos front-end, diseño de interfaz de usuario y control de calidad, y pedirles que colaboren para desarrollar nuevos productos rápido.

Si el equipo no cumple con su fecha límite, se produce un desagradable juego de culpas en el que cada función intenta culpar a los demás por el fracaso para que puedan evitar ser despedidos al final del trimestre.

Una mejor manera es crear una organización diferente en la que cada uno de sus grupos de clientes y grandes líneas de productos estén dirigidos por un llamado líder de la compañía que informa a la junta directiva. Los líderes de la empresa, a quienes se les asigna expertos en cada una de las funciones necesarias para desarrollar nuevos productos, son responsables de cumplir con los ingresos y otros objetivos.

4. Exhorta a tu gente a inventar nuevos productos que funcionen mejor para los clientes.
La forma de hacerlo puede ser, por ejemplo, fomentando la responsabilidad, pero respaldándola con un aprendizaje más acelerado.

5. Validar constantemente.

La validación puede comenzar desde prototipos de baja fidelidad imitados hasta prototipos de alta fidelidad y prototipos de datos en vivo.

Cuando realizas las pruebas los datos no nos mostrarán por qué a las personas no les gustan las cosas, por lo que una técnica crítica es la prueba del usuario, en la que realmente deberás medir dos preguntas fundamentales: ¿lo usarían? Y si no lo hacen, ¿por qué no?

Al final, lo relevante es mantener en mente contratar excelentes personas que se ajusten a tu cultura y luego los dejes en libertad para visualizar, probar y refinar los productos que ellos consideren son lo mejor para la industria y que los clientes preferirán a los de la competencia. ¿Qué otras consideras importantes? Te invito a que me sigas leyendo en este espacio y a que me sigas en Twitter en @carlosluer. ¡Recuerda dejarme tus comentarios! Nos seguimos leyendo por aquí.