Tal como destaca nuestra columnista Carolina Bejar, esta es una gran oportunidad para que los líderes puedan explotar todo su potencial. El escenario del coronavirus supone cambios que afectarán a las empresas en distintas formas y por ello el liderazgo resulta clave para sortear lo que venga. No obstante, ¿qué mejor que tener una idea de cómo están cambiando  las cosas para poder desarrollar las medidas y acciones pertinentes? Es por ello que en esta ocasión compartimos algunos retos que han llegado para los líderes de las empresas y lo que pueden hacer para superarlos.

De acuerdo con Blair Nicole Nastasi, CEO de la firma Media Moguls PR, estos son 3 retos para los que los líderes deben estar preparados a partir de ahora:

Liderazgo remoto

El trabajo de forma remota no es particularmente una tendencia nueva, sin embargo, con la pandemia se ha convertido en una práctica que ha tenido que ser adoptada por las empresas de forma masiva en un periodo muy corto de tiempo. Las firmas que nunca habían implementado este modelo se han visto forzadas a hacerlo así como aquellas que apenas lo manejaban pero de forma limitada.

El reto que ha surgido es que la productividad y la comunicación se han visto interrumpidas con esta forma de trajo que para muchos resulta desconocida.

¿Qué deben hacer los líderes? De acuerdo con la experta, en este caso, para superar el reto hay que liderar de forma virtual, por ejemplo, moviendo las reuniones de equipo programadas en línea (en lugar de cancelarlas por completo), manteniendo una comunicación constante con el equipo y utilizando herramientas de colaboración digital; con todo ello, los líderes pueden mantener a sus equipos en el camino correcto.

Incertidumbre y miedo

Tal como hemos mencionado en ocasiones anteriores, si hay algo que se ha mantenido constante a lo largo de estas semanas es la incertidumbre y el miedo acerca de la vida personal y profesional. Tal como destaca la experta, ser líder de personas que están experimentando una crisis e incluso dolor no es tarea fácil, por ello, es importante liderar con respeto y empatía. Estos dos conceptos son los más importantes a entender en los días que todavía faltan por venir.

Lo peor que se puede hacer como líder en tiempos de crisis es crear un ambiente de trabajo tóxico incluso si este se encuentra en el mundo digital. Una cultura organizacional tóxica generalmente provoca que fallen los resultados y los talentos y puede dejar a las organizaciones inhabilitadas para avanzar cuando el problema termine.

Al liderar con respeto y empatía, se establece un tono para toda la organización y se ayuda a los involucrados a sentirse valorados.

Entorno cambiante

Por último, los líderes deben comprender que la crisis global está cambiando de forma diaria, incluso por hora. Ya hemos visto cómo se han impuesto regulaciones para los negocios así como medidas para las personas, como la del distanciamiento social.

Los líderes que fallen al adaptarse al entorno cambiante podrían dar la impresión de ser personas poco sensibles o poco efectivas y perder su participación.

Para adaptarse al panorama cambiante, los líderes deben adoptar estrategias de gestión del cambio, todos deben evaluar su apertura personal al cambio y trabajar para superar cualquier barrera mental hacia el mismo. Una vez que se adopta una mentalidad propicia para el cambio, se podrán implementar nuevas estrategias e inspirar a los equipos.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299