3 puntos que debes considerar al momento de elegir un dominio en internet

Internet es un medio que tiene la capacidad dar a conocer una marca de forma internacional. La web cuenta con un alto nivel de penetración, pues datos de la Asociación Mexicana de Internet  (AMIPCI) asevera que la web tiene una penetración del 51 por ciento en el país.

Notas relacionadas:
¿Comprarías un dominio solo para que no te digan que apestas?
3 tips para elegir un buen nombre de dominio web
Los dominios de internet para adultos y el reto para marcas y celebridades

El tiempo destinado en internet, de acuerdo con la fuente, es de 6 horas con 11 minutos, por lo cual tener un sitio en la web es de importancia para la marca, pues a parte de darle presencia en el medio es una forma de retroalimentar sus esfuerzos y generar mejores estrategias de mercadotecnia.

Antes de emprender camino en la web, la firma comercial debe evaluar la dirección que tendrá su sitio, por lo cual debe tener en cuenta estos 4 puntos.

1. Nombre de la compañía

De preferencia, la liga debe tener el nombre de la compañía o marca, esto con el objetivo de ofrecer confianza al consumidor y dejar de lado la idea de que podría ser una suplantación. Es importante que este nombre sea escrito tal cual como se conoce la compañía. Estudios de Nielsen Company aseguran que el 70 por ciento de los compradores asevera que estos sitios dan puntos de confianza a la compañía.

2. Simple es mejor

El nombre del sitio debe ser simple, sin tantos elementos a considerar para poder acceder a el. Un ejemplo sería poner letras de más, así como diferentes extensiones como .com.mx. Por otra parte, el cuerpo del sitio debe estar lo más claro posible para brindar información clara y contemplar datos de contacto. Cabe señalar que un análisis de ManPower Group aseveran que el sitio web ocupa el primer lugar de opciones en cuanto a los sitios a los que se recurren para encontrar empleo.

3. Compre y compre

Una marca debe tener en cuenta que los usuarios pueden llegar a equivocarse al momento de entrar al sitio web de la compañía, por lo que pueden caer en páginas impostoras, con virus o contenido inapropiado. Para evitarlo, las firmas comerciales tienen que comprar dominios que se le parezcan, esta acción cuida la imagen de la empresa en el mercado.