Quizá no lo sepas, pero el mensaje que transmites a través de tu imagen exterior es casi el 90% de la primera impresión que causas. Es decir, la forma en la que te presentas en tus reuniones y entrevistas es casi el total de la imagen que percibirán de ti. Para conseguir una imagen perfecta, es cierta que el ejecutivo de hoy en día ya no viste los trajes clásicos sino que el look ejecutivo ideal, actualmente, consiste en el saber combinar prendas clásicas con otras más modernas.

Si quieres conseguir el look ejecutivo perfecto y triunfar en tus reuniones de negocios y poder, asimismo, irte de afterwork con tus compañeros tras una larga jornada laboral, a continuación te vamos a ofrecer una serie de consejos que deberías tener en cuenta y poner en práctica.

1.- Traje sastre

Es una prenda imprescindible en el armario de cualquier ejecutivo. Son muchas las tiendas en las que puedes conseguir auténticas maravillas a precios más que asequibles. Piensa siempre que un buen traje será siempre una inversión y será mejor tener uno bueno que tres baratos.

A la hora de lucir el traje, los puños de la camisa tienen que asomar unos dos dedos desde las mangas del traje. Además, cada vez es más tendencia que la camisa y el traje sean entallados. También se llevan las corbatas que no son gruesas y que cuentan con estampados y colores originales.

El cuello de la camisa deberá verse por completo. En cuanto al largo del traje del pantalón, este nunca debe arrugarse y debe tapar el zapato justo por arriba, dejando que se vea entero.

Aunque si no quieres ser tan clásico también puedes combinar la chaqueta del traje con unos jeans y unos zapatos informales. Con este look ejecutivo totalmente informal, debes olvidarte de las corbatas y desabrochar siempre el primer botón de la camisa y en cuanto al color de los jeans, debe ser oscuro y los zapatos, por ejemplo, mocasines informales.

2.- La camisa

Esta prenda puede hacer que el look ejecutivo sea un éxito o todo un fracaso. Cada vez se llevan más las camisas con diseños a rayas o cuadros, con colores y estampados fáciles de combinar.

Lo más importante a la hora de lucir la camisa es que esta debe estar planchada. Para plancharla correctamente, debes desatar todos los botones; humedecer la prenda utilizando el vapor de la plancha; empezar planchando el cuello; extender las mangas y siempre recuerda utilizar el vapor continuamente para que la camisa permanezca húmeda.

3.- Zapatos

En cuanto a los zapatos, puedes decantarte por un modelo clásico tipo Oxford, que se convertirá en una excelente opción ya que su gran versatilidad es su mayor atributo y te hará mantener siempre la clase.

Si te decantas por unos zapatos con cordones, conviene que sepas que mientras más gruesos sean los cordones, más informal será el zapato y si quieres zapatos más informales, apuesta por los mocasines o zapatos sin cordones.

El color del zapato debe combinar con el traje. Dos básicos que no pueden faltar son los zapatos negros y otros color café oscuro. Debes saber que los trajes más oscuros (como negros, grises o azules marino) combinan con zapatos negros, mientras que los los trajes azules lucen bien con una zapato color marrón café.