4 estrategias para no gastar demasiado en tus vacaciones

Uno de los sueños más recurrentes es el poder viajar y conocer otras regiones dentro de nuestro mismo país, o en el extranjero.

Aunque muchas veces lo deseamos, en general los recursos con los que contamos suelen ser un impedimento para cumplir con ese cometido.

De acuerdo con estimaciones de la Organización Mundial de Turismo, los ingresos mundiales para este sector alcanzaron los mil 260 billones de dólares en 2015.

Si bien la actualidad económica invita a cuidar de nuestros ingresos, también existen maneras de salir de casa que no afectan en demasía a nuestro bolsillo.

Por ello, a continuación ahondaremos en algunas prácticas que permitirán economizar a todos aquellos que tienen la intención de tomar unas vacaciones este año.

Boletos de avión

En primer lugar, la planeación es clave. En especial, cuando deseas salir a destinos y requieres de tomar un avión para llegar a ellos.

De acuerdo con un estudio realizado por Airlines Reporting Corp., las personas que reservan un vuelo con al menos dos meses de anticipación pueden ahorrar más que quienes lo hacen dos o tres semanas antes.

Al respecto, el diario español ABC recomienda también acercarse directamente con las aerolíneas. Esto porque, en muchas ocasiones, a pesar de los bajos costos de los paquetes que ofrecen las agencias de viajes, el beneficio que obtienen se recupera en gran medida con el costo final de los boletos de avión.

Asimismo se debe tomar en cuenta que los viajes en temporadas bajas son más económicos. Cuando nadie sale de vacaciones, muchas aerolíneas suelen ofrecer las mejores ofertas.

Sobre ello el Wall Street Journal es más específico: el mejor momento para comprar tus boletos de avión es en un día martes, a las 15 horas.

Hospedaje

Del mismo modo hay muchas estrategias que te permitirán ahorrar en tu alojamiento.

Aprovecha internet para encontrar opciones nuevas y más económicas. Sitios como Hostelworld por ejemplo, te ayudarán a encontrar hostales de buena calidad, en algunos de los cuales se ofrecen desayunos y comodidades similares a las que tiene un hotel.

En caso de que planees viajar a la playa, indaga sobre la posibilidad de acampar. En México, lugares como Mazunte, La Ticla o Sayulita permiten a sus visitantes quedarse cerca de la playa, lo cual resulta en experiencias de viaje únicas para sus turistas.

También, mediante redes como Airbnb o Couchsurfing es posible que encuentres lugares donde puedas pernoctar por poco dinero. Si bien la primera muchas veces implica el intercambio de casas, también representa para sus usuarios una nueva manera de conocer los lugares que visitan y de paso ahorrarse unos pesos.

Couchsurfing es un poco más radical, ya que únicamente demanda el préstamo de una cama, o de un sillón en donde puedas pasar la noche.

Presupuesto de viaje

Si bien ya muchas personas suelen poner en práctica muchas de las estrategias que mencionamos, el mayor temor de viajar es que los costos de alimentación y esparcimiento en los lugares que visitamos suelen llevarse grandes cantidades de nuestro ingreso.

No obstante, la realización de un presupuesto puede ayudarte a evitar gastar de más durante tus vacaciones. Siempre debes tener en mente cuánto dinero tienes disponible, así como los costos de las actividades que deseas realizar en el destino que planeas visitar.

Incluso, si piensas comprar souvenirs para tus familiares, es muy importante que pienses cuánto estás dispuesto a gastar. Así, no tendrás ninguna sorpresa al revisar tu cuenta bancaria una vez que hayas regresado a casa.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Gasto Turístico de los Hogares, el gasto promedio al día durante las vacaciones es de mil 256 pesos. Ahí cuentas con un buen punto de partida para decidir cuánto gastar en tu viaje.

Desplazamientos

Ante el desconocimiento del lugar al cual viajas, muchos optan por moverse en taxi. Sin embargo, este medio de transporte suele consumir buena parte de tu gasto.

Siempre es necesario tener en cuenta que, dependiendo la zona a la cual decidas salir, puedes encontrar alternativas para llegar. Desde el transporte público, o incluso, si no es un lugar muy grande, caminar, pueden ayudarte a conservar mejor tu dinero.

Claro que si prefieres moverte con libertad y comodidad, también es válido pensar en rentar un auto. Solo que, en ese caso, debes tener en cuenta el precio de la gasolina en el sitio al cual te diriges.

Aprovecha también la tecnología para comparar entre las distintas empresas de alquiler de vehículos, para que así te asegures de contratar lo que más te convenga por el menor precio posible.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.