Las narrativas publicitarias son interesantes apuestas mediante las cuales se han establecido pautas, con las cuales una marca se expresa ante los consumidores.

Desde la perspectiva creativa, las campañas publicitarias siempre buscan identificarse ante los consumidores a través de normas con las que logran ser relevantes en el mercado, porque hablan desde la realidad que estos viven.

Esta identificación es una línea cada vez más presente en las historias de las campañas, porque han demostrado ser efectivas, sobre todo cuando podemos tomar lecciones de lo que cuentan.

Campañas convertidas en lecciones

Durante esta semana se han estrenado al menos dos campañas que son interesantes casos, que nos ayudan a entender qué es lo que marcas como Monster o McDonald’s entienden por recurso humanos.

En el caso de Monster, la firma encontró en un momento común como lo es elaborar un currículum, una oportunidad para poder identificarse con su consumidor: el usuario que busca empleo por internet.

La historia fue desarrollada por la agencia Mullenlowe y el chief marketing officer de la marca de bebidas, Jonathan Beamer, reconoció que la narrativa que han presentado con la pieza busca autenticidad y honestidad con el consumidor.

La segunda pieza es una campaña de reclutamiento de personal con que McDonald’s colaboró con la agencia Cossette, para desarrollar una pieza en la que “busca amigos”.

Dentro de esta campaña, la marca demuestra que gestiona sus recursos humanos entendiendo los insights que se van desarrollando, como el hecho de que los jóvenes buscan trabajar en lugares donde puedan hacerlo con amigos.