YouTube responde a la necesidad de procurar los derechos de autor, pero advierte que habrá más bloqueos

YouTube
Imagen: Youtube

Este año, YouTube registraría 1.68 mil millones de usuarios a nivel global, lo que habla del furor de los usuarios de internet por el contenido en video.

El consumo de este formato se ha consolidando con el tiempo, según lo reflejan datos de Social Media Today, sólo durante 2017 más de 100 millones de horas de video fueron vistas cada día, en redes sociales como Twitter se sabe que las reproducciones de video crecieron hasta 220 veces más de diciembre de 2014 a diciembre de 2015.

Es por ello que justamente la plataforma de los 280 caracteres, se concentra cada vez más en prioriza el contenido en video, con miras a determinar un espacio importante para marcas y agencias. Desde la empresa revelan que los videos de Twitter tienen más de 2 mil millones de views cada día.

Pero no es tarea fácil robar atención a YouTube, especialmente cuando está corrigiendo una de las principales quejas que tienen sus usuarios: los derechos de autor.

La solución

Desde ahora, cuando una reclamación de derechos de autor se haga manualmente para “clips muy cortos” de música o música que se reproduce “involuntariamente” en el fondo de un video, el titular de los derechos ya no podrá ganar dinero con los anuncios.

Más aún, se bloqueará al creador para que no gane dinero o se bloqueará el video por completo.  Con esto, YouTube advierte que: “reconocemos que estos cambios pueden resultar en más contenido bloqueado en el corto plazo, pero creemos que este es un paso importante para lograr el equilibrio correcto a largo plazo”.

Con esto se busca que los creadores puedan usar legalmente música al tiempo que garantiza que los titulares de los derechos sean pagados, pero es muy pronto para decir que funcionará.

Las nuevas reglas aplican en reclamos de derechos de autor de audio, no en videos cortos, pero es un paso definitivo, aunque hay que resaltar que la plataforma es clara al decir que sólo aplica en reclamos de derechos de autor “manuales”. Estos se pueden hacer cuando una etiqueta de registro u otro titular de derechos identifica algo que le pertenece y denuncia la violación a mano.

Lo más destacado es que la plataforma está dando respuesta a las quejas de sus usuarios y que poco a poco regulará este lado “flaco” que lo aqueja desde sus inicios.