Ya tengo mi web y ahora ¿quién la gestiona?

Muchos dueños de pequeñas empresas encuentran realmente frustrante los proyectos del diseño de sus páginas web, lo cual es entendible, ya que después de todo no son expertos, en la mayoría de los casos, en sistemas, programación, diseño web o marketing digital.

Advertisement

Pero saben que requieren un sitio web hoy en día para estar presente ante sus clientes potenciales, así que deben superar los desafíos que plantea la tecnología y la nueva forma (para ellos) de comercializar vía online. Sólo quieren que sus negocios tengan éxito, y saben que un sitio web es obligatorio.

A menudo se preguntan: ¿quién es responsable de mi sitio web?

La repuesta puede ser un tanto simple, ya que la persona que es dueña del dominio y hosting es en última instancia la responsable de la página web, desde actualizaciones de software a cambios de contenido, y ésta suele ser el dueño del pequeño negocio ¿cierto? Pero, por otro lado, son pocos los propietarios de negocios que tienen el tiempo o el conocimiento para administrar un sitio web y requieren asistencia en esta área, que es donde los problemas comienzan a surgir.

Una empresa debe considerar que tener un sitio web hoy en día va más allá de contar con un folleto electrónico en internet. Deben considerar qué estrategia online tendrá su página para que realmente produzca, convierta y atraiga visitas, quién hará esas estrategias, quién actualizará y mantendrá viva su web, por así decirlo.

Esto significa, tener a alguien responsable del mantenimiento propio de la plataforma web, de actualizar información, imágenes, productos, etc. así como de producir contenidos y descargables, campañas y mediciones. Una combinación de programador, diseñador web, marketero y analista digital. No todas las empresas pueden contratar personal para gestionar todo esto, y no todos los empresarios, como decía al principio, inclusive pueden hacerlo todo ellos mismos.

Así, que a menos que tengas un sitio web minimalista que nunca se actualiza y una presencia apenas allí en la web, debe haber una persona designada para supervisar todos los aspectos de tu sitio web. Y mientras que esta persona no necesita ser un experto en todas estas áreas, ciertamente debe estar bien informada, lo que significa que, en la mayoría de los casos, el dueño del negocio no es la mejor persona para el trabajo.

¿Cómo elegir a la persona adecuada?
Si de verdad quieres hacer trabajar tu sitio web, te tiene que quedar claro que a menos que seas experto en marketing digital y programación web, será imposible que lleves tú la gestión de tu sitio web. Así que debes apoyarte en personal externo o contratar a alguien internamente.

Debes comprender con claridad las necesidades de tu sitio web, si vendes en línea o no lo haces, si prospectas clientes online, si tienes o no un blog, si elaboras constantemente campañas adwords o ads en redes sociales, si tienes o no catálogo de productos, etc. Todo esto es indispensable para definir qué tipo de ayuda requieres para tu sitio web: mantenimiento mensual, gestión diaria, monitoreo de atención, etc. ¿qué necesitas para mantener vivo tu sitio web?

Y una vez definido eso, entramos en la parte de este artículo que, si eres diseñador o TI no te va gustar, pero en mi experiencia es la realidad. Algunos propietarios dejan caer la responsabilidad, por defecto, en su área de sistemas o diseñador web. Pero un área de sistemas puede no saber casi nada sobre el marketing digital. De hecho, su área de experiencia es con hardware y software, no con marketing, publicidad o ventas. Un diseñador de sitios web es a menudo la mejor persona para encargarse de las actualizaciones, pero muchos diseñadores son sólo eso – diseñadores. No son vendedores. Su experiencia está en la estética.

El administrador de sitios web ideal tiende a ser una persona o empresa que tenga una visión global de toda tu estrategia, así como los conocimientos necesarios para dirigirla:

-La comprensión justa de la tecnología de Internet, alojamiento y registro de dominio y la capacidad de utilizar la tecnología necesaria para actualizar y hacer copias de seguridad.

-Buen gusto para el diseño eficaz y optimizado del sitio web.

-Familiarizado con las herramientas estándar de marketing digital, tales como motores de búsqueda, medios sociales, directorios y sitios de revisión, boletines de noticias y campañas de correo electrónico, y varios modelos publicitarios.

-Y lo más importante, un buen administrador web está en sintonía con los objetivos del negocio y nunca olvida el propósito último del sitio, que es mantener a los clientes existentes regresando mientras atrae a nuevos clientes.

Si tu sitio web es una herramienta integral que debe contribuir al éxito de tu negocio, debes cuidar el contratar a una persona o empresa especialista que lleve a cabo todas estas labores de administración web como única obligación de trabajo.

Como siempre espero que esta información te sea de utilidad.

¡Yeah!