Ya puedes comprar tu estatua de “Fearless Girl” por 6,500 dólares

Cifras de Gunn Report estiman que las campañas más premiadas durante 2017 fueron Fearless Girl de McCann New York y Meet Graham de Clemenger BBDO Melbourne

La oportunidad que algunas campañas han encontrado, de vender el concepto creativo con el que están hechas, nos permite observar la capacidad con la que cuentan sus historias y que alcanzan su zenith, cuando ciertos momentos detonan la conveniencia de vender productos.

El merchandising es el que usualmente se aprovecha de estas situaciones y en campañas políticas esta es una pauta que funciona en todos sentidos.

¿Qué ejemplos demuestran lo anterior? Cynthia Nixon es conocida por ser una de las actrices de la serie Sex and the City y aspirante a la gubernatura de Nueva York.

En su precampaña ha realizado todo tipo de acciones, desde un video promocional hasta sumarse a diversos movimientos.

Recientemente lanzó diversos productos con la frase “Unqualified Lebian”, calificativo con el que fue señalada por una política contraria a Bill de Blasio, quien obtuvo el apoyo de Nixon en su campaña para alcalde de la Ciudad de Nueva York.

Otra oportunidad de comercializar la historia creativa con la que cuenta una campaña también ocurrió en política con Donald Trump y su popular “Make America Great Again”, frase que extendido en diversos productos desde una cachucha roja hasta un adorno navideño elaborado completamente en oro.

A propósito de estas campañas, una comercial que también logró convertir su historia en una oportunidad de venta ocurrió con la estatua de Fearless Girl, luego de que la artista encargada de su creación, Kristen Visbal, anunció la venta de mil réplicas en miniatura de su popular creación a un precio de seis mil 500 dólares.

Parte de la venta de estas pequeñas estatuas conforma una estrategia para recaudar fondos y promover la igualdad de género.

A la venta de réplicas de la obra de Visbal se sumará la publicación de un libro infantil ilustrado.

¿Cómo convertir una campaña en una estrategia comercial? La creatividad es sin lugar a dudas la oportunidad para lograr que la historia de una campaña se convierta en una estrategia comercial por si misma, con venta de productos que cuenten el contenido que plantea, por lo que a partir de los ejemplos antes vistos, es definitivo que el creativo ubique a la marca con que está trabajando y entienda que la creatividad determinará el contacto con la audiencia-consumidor.