x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Ya no podrás pagar Uber, Didi y Cabify en efectivo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Desde hace varios años los servicios de transporte privado que funcionan bajo el modelo de economía colaborativa como Uber, Didi, Cabify y Beat han ganado presencia en diversos países, en gran medida impulsados por la creciente adopción de los usuarios.
  • La Ciudad de México estableció nuevos criterios para los servicios de traslados como Uber, Didi, Cabify y Beat

  • Entre ellos, se destaca que no podrán cobrar en efectivo

  • En México, sólo el 28 por ciento de la población tiene una cuenta de débito o ahorro

Desde hace varios años los servicios de transporte privado que funcionan bajo el modelo de economía colaborativa como Uber, Didi, Cabify y Beat han ganado presencia en diversos países, en gran medida impulsados por la creciente adopción de los usuarios.

Este tipo de mercado ha crecido hasta convertirse en una industria millonaria; a nivel mundial, el Ride Hailing ya representa ingresos por más de 82 mil 437 millones de dólares, estimados para este año, según datos proyectados en Statisa.

Sin embargo, y pese a la popularidad de estos servicios, en diversas partes del mundo se han tenido que enfrentar a regulaciones establecidas por las autoridades locales.

Ya no podrás pagar en efectivo

Una de las entidades en las que ha sucedido esto es la Ciudad de México, en donde se dieron a conocer cambios en el Reglamento de la Ley de Movilidad, entre los que se destacan algunos que afectan a servicios como Uber, Didi, Cabify y Beat.

Entre los cambios que fueron anunciados por parte de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum y el secretario de Movilidad, se destacan tres:

No más pagos en efectivo: según la información divulgada, con base en el artículo 59 de la Ley, se establece que los choferes de servicios de aplicación no podrán recibir pagos en efectivo o con tarjetas no bancarias.

Autos con mejores condiciones: También se modificó el artículo 58, el cual establece que las empresas de este tipo deberán inscribir los vehículos para obtener un registro, mismo que establece que los autos deberán tener una factura de origen con un costo mínimo a los 250 mil pesos y no ser más antiguos de 10 años.

Nueva licencia: Además, se estableció que los choferes de servicios de apps deberán obtener una nueva licencia (Tip E-1).

Responden las marcas

Ante las nuevas disposiciones de la ley, el colectivo de Empresas de Redes de Transporte (ERTs) publicó su postura al respecto.

El grupo conformado por Uber, Didi, Cabify, Beat, Bolt y Laudrive se ponunciaron a favor de contar con información que ayude a mejorar la movilidad urbana, y su disposición de colaborar con la Semovi para trabajar en la seguridad, eficiencia y transparencia de los servicios.

No obstante, señalaron que no se les consideró durante el proceso de actualización del marco relativo a las nuevas regulaciones, así como tampoco a los conductores y a los usuarios mismos.

Por ello, expresaron su preocupación por esta reforma y advirtieron que tendrá “repercusiones en la economía de las familias e individuos que hoy cuentan con un ingreso gracias a las aplicaciones de movilidad. Además, esta nueva regulación no contempla un periodo razonable para su implementación”.

A través de un mensaje enviado a medios de comunicación, puntualizaron que estas “medidas afectan a la población que busca opciones seguras y económicas de movilidad en la Ciudad de México, al mismo tiempo que desincentivan prácticas de cuidado al medio ambiente y reducen las oportunidades económicas para miles de ciudadanos”.

¿Y el consumidor?

De acuerdo con las autoridades, el objetivo de las modificaciones a la ley son para establecer una equidad en los requisitos para los servicios de transportes, tanto para taxistas como para apps.

Además, se pretende simplificar los trámites para el registro y permisos, así como combatir actos de corrupción y tener información necesaria para contar con un padrón de unidades de taxis y servicios de traslados.

Sin embargo, aquí queda algo que posiblemente no guste al consumidor: que se prohíban los pagos en efectivo en apps. La mayoría de ellas ya aceptaba pagos en esta forma, incluso Uber lanzó una campaña de marketing para promover la modalidad en su servicio.

Es una realidad que el mercado de apps tipo Uber, Didi, Cabify o Beat ha crecido en adopción, de acuerdo con datos de Statista, durante 2018 tuvo un valor cercano a los 280 millones de dólares en México.

Sin duda untado relevante considerando que el nivel de bancarización en el país, según datos de la Secretaría de Hacienda, sólo 28 por ciento de la población mexicana tiene una cuenta de débito o ahorro, lo que podría obstaculizar que muchos usuarios puedan hacer uso de este tipo de aplicaciones. Entonces, ¿qué opción queda para ellos?

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados