Uber no podrá detener a Didi si no es capaz de resolver esta tarea pendiente

Didi Chuxing-99-Mexico
Imagen: Twitter vía @DidiChuxing
  • Uber es la startup más valiosa, con un valor estimado en 72 mil millones de dólares.

  • Didi está detrás con un valor de 56 mil millones de dólares.

  • El mercado de servicios de traslados representa ingresos por más de 59 mil 678 millones de dólares.

Es indiscutible que la economía colaborativa es una de las tendencias más fuertes en los últimos años y una de sus principales expresiones la vemos en aplicaciones de servicios de trasladados como Uber, Lyft, Cabify, y Didi Chuxing, entre otros.

Hablamos de un mercado que a nivel global representará ingresos por más de 59 mil 678 millones de dólares al cierre de este 2018, pero que crecerá hasta superar los 109 mil millones para 2022, según datos proyectados en Statista.

Y, México no es la excepción, en el país hay más de 71 millones de personas con acceso a internet, de los cuales el 76 por ciento prefiere navegar desde un smartphone y, en ese sentido aplicaciones como las de servicios de traslados han tenido un crecimiento importante.

Loas datos anteriores son arrojados por el más reciente estudio de hábitos de internet, de la Asociación Internet, en el que se destaca que una de las principales actividades online entre los saurios en territorio. mexicano está que casi 4 de cada 10 internautas solicitan transporte en línea.

La irrupción de Uber

Fue en 2015 cuando Uber comenzó a operar en México y con ello cambió radicalmente el mercado de trasporte y traslados en el país. Mucho tuvo que ver la calidad e innovación tecnológica del servicio.

Esto tuvo dos efectos, comenzó a atraer a millones de usuarios -actualmente diversas fuentes estiman que cuenta con 7 millones en el país– y a provocar mucho rechazo por otras modalidades de transporte como taxis, así como de muchos gobiernos.

Pese a todo esto, la compañía con sede en San Francisco California se afianzó y ha logrado mantener una base de usuarios sólidas, así como una mayor presencia sobre otras opciones como Cabify e Easy que han buscado ganar market share.

No obstante, en el último año la aplicación no la ha pasado de lo mejor; los diversos reportes de inseguridad; una clara flexibilización en el tipo de vehículos que acepta para prestar el servicio; y una profunda disminución en la calidad del servicio por parte de muchos de sus choferes, han permitido abrir oportunidad a otras opciones.

Didi, la llegada de la gigante china

Aunque Cabify e Easy han logrado afianzarse en el mercado mexicano, aparentemente no lo han hecho al nivel para preocupar a Uber. Situación que cambió con Didi Chuxing, que incluso con el simple anuncio de sus planes por llegar al país, motivó una respuesta por parte de la app estadounidense.

La app china que nació en 2015 y que forma parte de Grupo Alibaba -una de las empresas más grandes del mundo- tiene el poder para competir con Uber, en el país asiático domina y a nivel mundial ya disputa el mercado.

Encuentro de pesos pesados: Uber es la startup más valiosa del mundo con un valor estimado en 72 mil millones de dólares, pero es seguida por Didi Chuxing con 56 mil millones, de acuerdo con datos de CB Insights.

La app china comenzó a operar en la Ciudad de México, Toluca y Puebla hace sólo una semana y, desde entonces ha comenzado a hacer mucho ruido.

¿La razón? Mucho se habla de que los viajes en Didi son más económicos que en Uber, y aunque en su mayoría es notoria, en algunos casos no hay mayor diferencia.

No se trata de promociones o precio

Desde que se confirmó la llegada de la app china a México se habló mucho de su plan para ganar market share a Uber, entre los que se destacó que ofrecería mejores beneficios a sus conductores -se habla de ganancias de 12 mil pesos mensuales-.

Además, ofrece descuentos -500 pesos diferidos en varios viajes-, así como de que ha apostado por algo que antes distinguía a la app de San Francisco; una buena atención al cliente y de ciertas condiciones mecánicas y comodidad en sus autos.

En contraparte, Uber comenzó una fuerte estrategia con nuevos productos como Uber Cash, que tiene como finalidad ofrecer nuevas modalidades de pagos -estableció alianza con Walmart y Oxxo-; m.uber.com, una versión web para solicitar servicios.

También presentó Uber Lite, de manera similar a Facebook y Twitter tiene el objetivo de ofrecer una versión más ligera de la aplicación para teléfonos que no cuentan con 4G o tienen poca memoria; y *Uber, para solicitar viajes sin la app vía telefónica.

En ambos casos se busca atraer al usuario con promociones o servicios extendidos, pero en ambos casos pierden de foco que la posibilidad de realmente tener una conexión con el cliente esa través de los conductores.

Tanto Uber como Didi han enfrentado escándalos por inseguridad y agresiones por parte de los conductores contra los usuarios, este es un tema que están obligadas a atender si realmente quieren dominar el mercado de servicios de traslados.

Al respecto, el estudio Brand Hospitality realizado por Brandward refiere que “la relación marcas-clientes ha evolucionado y en la actualidad lo importante ya no es lo que hacemos por un cliente, sino como lo hacemos sentir”, por lo que las firmas deben preocuparse por lo que le hacen sentir a sus clientes.

En este caso, si no atienden las necesidades de los saurios y se centran en competir en precio y modalidades de servicio, correrán el riesgo de saturar el mercado y terminar por fragmentarlo, obligando a que las personas sólo estén atentas de en qué momento les costará menos un servicio a realmente ser leales a una aplicación.