¿Y qué tal está tu red casera?

Con el cambio en el modelo de distribución de contenidos -dado que hoy en día casi todo se ve en el modelo bajo demanda o streaming-, aunado al gran volumen de dispositivos electrónicos que se conectan a nuestra red casera, es más que indispensable contar no solo con el módem que nos dio nuestro proveedor de Internet.

Para nadie es un secreto que en cualquier casa existe un buen número de dispositivos conectados a la red, más de 10 con facilidad, que van desde computadoras, teléfonos celulares, las pantallas de televisión, el Apple TV o Roku, las consolas de videojuegos, las tabletas y cualquier otra cosa que se nos ocurra. Vaya, hasta los bebés hoy tienen sus Baby Cams que se conectan a la red y que los padres monitorean a través de cualquier dispositivo.

Ahora que la época de compras navideña está a la vuelta de la esquina, donde es probable que le estemos echando ojo a esa pantalla de 100 pulgadas que nos gusta desde hace tiempo, la nueva cámara digital sin la que no puedes vivir, o bien, el reloj inteligente que tu esposa/o siempre ha deseado, hay que llamar la atención sobre este punto: ¿y qué tal está la potencia y distribución de tu red?

Quisiera reiterar que todos los dispositivos antes señalados nunca tendrán el máximo rendimiento si solo cuentas con tu red WiFi básica, así que lo mejor será actualizarte en la tecnología de tu red casera, la cual te permitirá controlar mejor tu red, administrarla como Dios manda y disfrutar al máximo de tus múltiples dispositivos electrónicos, además de compartirla en familia.

Para ello, lo mejor es adquirir un router de última generación que te ayudará a dar una mejor distribución a la señal en casa, olvidarte de esos espacios donde no llega la señal y hasta de poner ciertas reglas, como en el caso de los adolescentes y sus jornadas interminables de videojuegos, entre otras cosas.

En alguna otra columna hemos hablado de las características de una WiFi Mesh -cuyos proveedores, de distintas latitudes, te ofrecen diversos productos de calidad y muy probados-, la cual comprende una serie de nodos interconectados, lo que garantiza una cobertura de señal completa a lo largo y ancho de tu casa.

Empero, la recomendación es ir más allá de un router tradicional, porque dirige y enfoca la potencia de la señal WiFi donde uno se desplace a lo largo de nuestra casa o departamento, sin que importen las distancias, número de recámaras, pisos o estructura de tu vivienda.

Todo es cuestión de encontrar el que mejor se adapte a tu presupuesto y necesidades. También hay que considerar que sea fácil de administrar, amigable con el usuario y que resuelva por completo el problema de tu red casera.

Un último consejo es comprar tu WiFi Mesh en tiendas bien instaladas, que te den factura y garantía, así que de favor aléjate de Plazas de la Computación, mercados, tianguis y tiendas de dudosa reputación. Hasta la próxima.

Compartir
Artículo anteriorReglas del SEO Copywriting que debes seguir en 2020
Artículo siguienteDe publirrelacionistas, políticos y comadres
Es licenciado en Ciencias de la Comunicación (CC) y maestro en Relaciones Internacionales (RI) por la FCPyS de la UNAM. Es socio director de Comunicación CM, desde donde edita medios especializados en las industrias farmacéutica, salud, energía y tecnología. Es profesor de diversas materias de periodismo de la carrera de CC, en la UNAM, desde hace más de 25 años. Es generador de contenidos y ha desempeñado diversos cargos periodísticos y colaborado en los principales medios de comunicación en México.