“WiFi” es una marca y no un servicio, estos son los riesgos de no saberlo

Los profesionales de la mercadotecnia deben entender que están frente a un producto certificado y no ante un servicio, de tal forma que la promoción de productos que incluyan tecnología WiFi debe estar cuidada de no violar un uso incorrecto de la marca o de su logotipo

wifi
Imagen de Bigstock

Durante la década de los 90, una serie de empresas tecnológicas como 3Com, Lucent, Nokia o Symbol Technologies, formaron una alianza con el objetivo de certificar los avances inalámbricos de aquel entonces, referentes al internet, ya que cada empresa fabricante desarrollaba sus propios métodos, lo que generaba dificultades al consumidor.

Bajo el nombre de WECA, se homologo lo invisible además de que se rompieron las barreras de la portabilidad; lo que derivó que los dispositivos móviles lograran el auge y avances que actualmente presentar. Años más tarde, 2003, para ser exactos evolucionó el nombre y se denominó Wi-Fi Alliance, cuyo objetivo no era solo el del fomento a la tecnología Wifi, sino establecer estándares para que los equipos dotados con esta herramienta inalámbrica fueran compatibles entre sí.

De tal modo que se trata de una marca registrada y no de un servicio, no obstante, la cotidianidad provocó que se usara como una expresión común; sin embargo, estamos frente a un logotipo cuya certificación tiene un costo. La imagen fue pensada para difundir un sello de calidad en diversos lugares.

Por tal motivo, los profesionales de la mercadotecnia deben entender que están frente a un producto certificado y no ante un servicio, de tal forma que la promoción de productos que incluyan esta tecnología debe estar cuidada de no violar un uso incorrecto de la marca o de su logotipo.

Asimismo, si bien la cotidianidad del uso de la marca, como Kleenex, Aspirina u otras marcas que debido a su elevado consumo se apropiaron de un producto no se pueden utilizar al momento de elaborar una estrategia ya que tienen restricciones de uso, en especial cuando se trata de sacar ventaja de mercado o económica.

Es por ello que conocer este tipo de datos ayuda a que tu producto o servicio esté excento de cometer un fail publicitario o tener que pagar una multa, bajar el contenido, entre otras reacciones por valerse de marcas registradas.