WhatsApp vetaría a menores de 13 años a partir de la nueva actualización

whatsapp business
Imagen: Bigstock

WhatsApp es la marca líder en el mercado de aplicaciones de mensajería, seguida de Facebook Messenger y WeChat, según We Are Social y Kepios. No tiene competidores cerca del número de usuarios que maneja, pero nuestra experiencia con otras plataformas indica que esto no es ninguna garantía de que se mantenga en la primera posición de las pautas, así que debe asegurarse de ser la mejor opción si importar sus impresionantes cifras.

Es por ello que las actualizaciones están a la orden del día, las mejoras son numerosas y la oferta no se detiene. WhatsApp no dejará cabos sueltos que la sepulten como ha ocurrido con otras plataformas.

Sin embargo, la seguridad ha resultado en uno de los puntos débiles de la plataforma. El año pasado se registró un nuevo modus operandi que se implementaba en WhatsApp para robar información de los usuarios. Los hackers podían tomar control del chat con un mensaje y continuar con el robo de cuentas con alguno de los contactos.

Aunado a esto, la app tiene un tema delicado: menores de edad utilizando inadecuadamente sus servicios. Los riesgos por los que pasan y que la compañía pretende alejar lo más posible de la marca, la han llevado a decidir que menores de 16 años sean vetados de su uso en Europa y  de 13 en otros países como México.

Si bien esto no es una sorpresa, ya que en la FAQ de la plataforma se indica:

Si resides en un país que no pertenece a la Región europea, debes tener al menos 13 años de edad (o más, si así lo requiere la legislación de tu país) para registrarte y utilizar WhatsApp

La nueva actualización

Lo cierto es que no todos lo cumplen, pero la nueva actualización se aseguraría de ello. El cambio llegaría a partir de la próxima, según el portal especializado WABetaInfo. Ya hay una actualización de la beta de Android a 2.19.222 que avanza en la función de cerrar las cuentas de los menores por medio de la propia aplicación.

Hasta el momento todo se hace por medio de denuncias. Es decir, si alguien sabe que un menor está utilizando la app, deberá reportarlo y comprobar la identidad del usuario para que le impidan el acceso, lo que en realidad parece un proceso muy complejo, que no promete mejorar en poco tiempo. De hecho se hace desde este link.

Si bien la intención de la app es buena, deberá idear algo mucho más efectivo a corto plazo. El tema es complejo porque luchas con los posibles errores en los que cuentas de adultos pueden resultar afectadas, por ello hay que poner mucha atención en la ejecución fuera de la aplicación, podría marcar pauta muy pronto.