CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Video: El Top 5 de los más ricos del mundo (y las marcas que representan)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Actualmente, hay poco más de 2 mil personas consideradas como ‘las más ricas del mundo’, esto por poseer fortunas que rebasan los mil millones de dólares.

Actualmente, hay poco más de 2 mil personas consideradas como ‘las más ricas del mundo’, esto por poseer fortunas que rebasan los mil millones de dólares.

Cada año se hacen un ranking para conocer a las personas más acaudaladas del mundo, donde destacan algunas de las personas que, además de amasar grandes fortunas, están consideradas entre las más influyentes a nivel global, e incluso, algunos de ellos, fundaron, dirigen, son dueños o principales accionistas de grandes compañías.

Entre este grupo hay una élite aún más exclusiva, la de los llamados multimillonarios o más ricos del mundo; muchos de ellos representan a algunas de las marcas más conocidas. Te mostramos el Top 5 de la lista 2017.

Cabe destacar que el mexicano Carlos Slim, dueño de Grupo Carso y América Móvil juega en esta liga de los más ricos del mundo. Sin embargo, pese a ser uno de los más acaudalados, el empresario cayó este año en el ranking al ubicarse en el sexto lugar con una fortuna de 54 mil 500 millones de dólares, según la revista estadounidense Forbes.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Artículos Premium

Artículos Premium

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

el cambio en el panorama laboral

Panorama del empleo en México: crece la informalidad y surgen nuevas áreas de oportunidad

En los últimos meses de pandemia, el panorama laboral en el país cambió de forma abrupta, las marcas acudieron a una digitalizaron como llave para mantener su presencia en el mercado. Este paso, si bien es el principio de una buena estrategia, no garantiza un crecimiento sostenido y tampoco es sinónimo de que su proceso de transformación digital ha concluido y por supuesto tampoco, supone que la situación laboral haya concluido su proceso de transformación.