Ventas en Facebook sin salir de Facebook

shopping cart1800 Flowers.com vende arreglos florales, la división de Avon llamada Mark comercia cosméticos, Heels.com vende zapatos y Delta Air Lines, boletos de avión. Lo hacen en Facebook pero sin salir de Facebook.

La primera mencionada, con sede en Carle Place, estado de Nueva York, Estados Unidos, es la pionera de las ventas en sitios de redes sociales, un lugar ganado desde el 30 de julio de 2009. Su caso y el de las otras empresas se destaca, porque todo el proceso ocurre sin salir de Facebook, cuando lo común es que un click lleve al sitio web corporativo donde se encuentra el carrito de compras.

Si se está en la página 1800 Flowers.com en Facebook, el botón Shop abre la ventana de e-commerce con las opciones “enviar ramos de flores virtuales a tus amigos de Facebook” y “comprar flores directamente en Facebook”.

Si se da click en el botón Start shopping o Get Started (Empezar la compra) se accede a todo el proceso: la revisión del catálogo, la elección de productos, el carrito de compras y el pago mediante tarjeta de crédito (pronto implantaría una plataforma de pagos propietaria de Facebook que está siendo probada por varios desarrolladores); todo sin salir del sitio, que es el gran tema.

La entrega de lo adquirido se realizan en Estados Unidos y en varios países en donde 1800 Flowers.com tiene asociados (las otras empresas la hacen solamente en la Unión Americana por cuestiones de logística).

Lo descrito ocurre gracias a una aplicación que utiliza, con la debida autorización, parte de los recursos tecnológicos de Facebook. éste, como se sabe, no tiene herramientas de venta (catálogo de productos, opción de la forma de pago…). Simplemente, no tiene un fin de venta, si no de relacionamiento entre personas, hecho que se aprovecha para realizar campañas de marketing con el fin de posicionar marcas y de generar comunidades entre los fans de ellas.

La denomina Shoplet

Alvenda, compañía de Minneapolis (Estados Unidos), desarrolló para las empresas citadas al inicio esa aplicación, a la que clasifica con el nombre genérico de Shoplet, esto es, anuncio publicitario que se transforma en un mini-sitio de e‐commerce.

La misma aplicación de Alvenda se puede montar, como aplicación que es, en cualquier sitio web, incluidos blogs, no solo en Facebook. Su característica constante es que el usuario debe registrarse y dar permiso para que la empresa que vende (no Facebook) tenga acceso a “mi información básica: nombre, imagen del perfil, género, redes, identificación de usuario, lista de amigos y cualquier otra información que he compartido con todo el mundo”.

Como acotación, dígase que el acceder a la lista de contactos puede generar un principio de spam o de mensajes no solicitados para esos amigos. Además, el acceso a la identificación de usuario no gustará a muchos y será una limitante.

Lo aquí reseñado es un ejemplo de las compras offsite, las que se realizan en el espacio virtual, cualquiera que sea, donde se encuentra el consumidor online, y no necesariamente en el sitio de e-commerce corporativo de la empresa vendedora. Eso es lo que viene; es el futuro, cuyo anticipo son las ventas en Facebook sin salir de Facebook.

El consumidor es la red social

Según lo escrito, las ventas inside los sitios de redes sociales funcionan bien tratándose de productos para consumidores finales, típicos de las tiendas de retail; no son para todo ni para todos. No obstante, el resto de las empresas tiene la palabra para explorar las posibilidades de la aplicación que, dicho sea de paso, marca la pauta para otros desarrolladores de aplicaciones.

La decisión de tener presencia en Facebook y en otras redes sociales debe ser resultado de una estrategia única de la empresa, compartida por dirección general, mercadotecnia, ventas, gerencia de producto, proveeduría…

Esa estrategia debe estar centrada en los intereses de los clientes, de los prospectos y de los consumidores a los que enfoca la empresa. Ellos son la red social.

Por Manuel Mandujano

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299