Para nadie es un secreto que la crisis para el sector retail es compleja y, en el mercado mexicano, firmas como Liverpool y Suburbia no dejan de padecer este problema.

Cuando menos así lo demuestran los últimos números reportados en el informe financiero de dichas marcas, en donde es evidente el desplome en venta para masas firmas.

Caída de más de 90 por ciento

De acuerdo con el reporte enviado este jueves a la Bolsa Mexicana de Valores, Liverpool y Suburbia se vieron fuertemente afectadas por la emergencia sanitaria que aún enfrenta el país; sus ventas se desplomaron durante el segundo trimestre en un 59.3 por ciento y 91.2 por ciento respectivamente en comparación con lo registrado durante el mismo periodo del año anterior.

En el mencionado reporte financiero se estima que Liverpool tuvo una contracción en la utilidad neta de 194.8 por ciento, lo que supone una pérdida de 2 mil 878 millones de pesos en el periodo de referencia.

Al hablar de las ventas acumuladas, en lo que va del año, Liverpool aseguró que se tuvo una caída de 36 por ciento, mientras que para Suburbia, la bajada se calculó en 55.4 por ciento.

De esta manera, el grupo afirmó en el comunicado que “en cuanto a preservar la liquidez del grupo, implementamos las siguientes medidas: Redujimos en más del 50 por ciento el presupuesto de inversiones de proyectos de capital alcanzando para el año 2020, un total de 5.1 mil millones de pesos; restringimos los gastos de operación a los mínimos necesarios, mostrando un decremento de 17.3 por ciento en este segundo trimestre; con el fin de mantener una sana cartera implementamos soluciones de crédito para nuestros clientes y redujimos el otorgamiento de crédito”.

¿Por qué los pedidos no llegan?

En este sentido, es importante mencionar que a pesar de que al cierre del trimestre estudiado este conglomerado ya contaba con la apertura de 69 almacenes Liverpool, 71 tiendas Suburbia y 12 Centros Comerciales Galerías, entre abril y junio, el 80 por ciento de su marca insignia (Liverpool) se generaron vía online.

Así, de manera puntual, Liverpool explicó que las ventas en línea crecieron 5.1 veces; los clientes digitales nuevos se incrementan 6.8 veces; las visitas a Liverpool.com.mx son 2.3 veces mayores al año previo; el porcentaje de conversión del ticket promedio se duplicaron.

No obstante, esto representó un problema para entregar un servicio eficaz y oportuno al cliente. En semanas recientes poco más de 100 consumidores presentaron una denuncia en contra de marcas como Liverpool, Claro Shop y Sanborns argumentando el incumplimiento de fechas de entrega de sus pedidos en línea, cancelaciones sin consentimiento, retrasos en reembolsos y poca efectividad de los servicios al cliente.

Ante esto, el Puerto de Liverpool explicó que la reducción en su plantilla logística a causa de la pandemia así como un incremento del 400 por ciento en su volumen de entregas “sobrepasaron” la capacidad internas de atención de las firmas, con lo que se provocó un incremento en el promedio de días de entrega.

“La pandemia ha representado un reto importante para el área logística: el 100 por ciento de las ventas se convirtieron en entrega a domicilio ante el cierre de los módulos de Click & Collect. Aumentamos la capacidad de procesamiento de pedidos y de entrega durante el trimestre, implementando nuevos métodos de entrega y complementando nuestra capacidad interna con servicios de mensajería externa. Durante el trimestre el 87 por cuento de las entregas a domicilio se realizaron mediante terceros”, señaló la compañía a la Bolsa Mexicana de Valores.

¿El adiós de las tiendas?

Ante estos números y en medio de una economía contraída es posible que comencemos a ver el cierre de algunos puntos de venta correspondientes a estas marcas, situación que no sólo respondería a una manera de recortar gastos para mantener liquidez.

A nivel mundial grandes marcas han a anunciado el cierre de cientos de puntos de venta como parte de su planes de reestructuración. Lo que llama la atención es que acompañado de estos cierres se anuncian apertura de nuevas tiendas (aunque no en relación proporcional) en nuevas ubicaciones y con enfoques totalmente distintos.

Esta tendencia responde al nuevo campo de batalla dentro del sector retail que la crisis derivada de la pandemia sólo aceleró: Menos tiendas, más experiencias.

Desde hace algunos años, los jugadores de la industria han comprobado que esta premisa llevada a la práctica es capaz de mejorar los niveles de rentabilidad, aspecto que ahora mismo es fundamental para firmas como Suburbia, Liverpool y en general para todas las que se mueven en el ámbito minorista.

Optimizar las tiendas que resulten más rentables así como fortalecer la oferta de venta línea sería una prioridad desde ahora.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299