• Vans es junto a Nike y Adidas tres de las marcas de calzado más importantes entre los adolescentes, según un estimado de Piper Jaffray.

  • Los estereotipos y la mala representación del consumidor en acciones de las marcas, se ha vuelto clave en el mercado.

  • Hay una oportunidad muy relevante en el mercado, la empatía de las marcas con los consumidores en cada uno de los procesos de compra.

La mala representación del consumidor en el mercado ha sido un problema constante que se ha patentado entre los consumidores, por la oportunidad que han encontrado las marcas en generar nuevas formas de comunicarse con los consumidores.

Para poder comprender esta pauta, la capacidad de las marcas debe estar en función de poder integrar elementos cada vez más relevantes a la realidad del mercado.

Con esto en mente resulta interesante comprender la capacidad que tiene el consumidor de generar normas, mediante las cuales acepta a las marcas que logran empatar con sus necesidades y rechaza a las que no alcanzan a integrarse a su realidad.

En publicidad el problema de los estereotipos es recurrente, a pesar de que se ha probado que la fórmula fracasa en redes sociales, donde el consumidor es sumamente crítica y viraliza negativamente estos errores, tal como ocurrió con Sears México.

La cadena de tiendas departamentales ha repetido en constantes ocasiones errores en su publicidad, ya sea que sexualiza demasiado una campaña del día del padre, estereotipa a la mujer promoviendo regalarle electrodomésticos a las mamás y se olvida de la realidad del mexicano tomando escenas comunes de su vida, representadas por personajes que no corresponden al promedio.

Un mal premio, pero una buena respuesta

La usuaria de Twitter Ixchel Cisneros compartió una imagen en redes sociales, donde denuncia cómo los premios que Vans ofreció durante una competencia de patinetas distinguía injustamente a los hombres de las mujeres.

Los premios daban 100 mil pesos a los hombres que obtuvieran el primer lugar, mientras que a las mujeres que obtuvieran esta presea las galardonaba con 12 mil pesos.

La respuesta de Vans ha sido inmediata, durante la noche de este jueves en que se hizo viral el post, la firma adelantó que igualaría los premios en la final de Vans Royal Side Stripe, reconociendo que habían cometido un “error en su distribución”.

Un punto clave en su mensaje es que la marca reconoció que los posteriores premios e incentivos que se comprometa a entregar, irán en proporción a sus valores y esto no es otra cosa que parte de un proceso de comunicación eficaz, es decir, identificar a una audiencia meta y determinar la respuesta que se busca generar en ellos.