CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Vampipe y una discusión ácida: ¿Crear memes es un trabajo que debería pagarse?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Este debate alrededor de Vampipe y Genaro Lozano desata la discusión: ¿generar contenidos en redes es un trabajo real y ético?

Aunque no es un tema desconocido, la mañana de este martes Twitter fue el escenario para un nuevo debate alrededor de los nuevos trabajo u oficios que ha dejado la irrupción de la era digital. Y es que Vampipe y Genaro Lozano entraron en un un discusión sobre los limites que deberían tener los generadores de contenido en redes sociales y lo cuestionable que es para muchos que esta labor reciba una remuneración aún cuando muchos de estos materiales puedan surgir a costa de los derechos de los civiles.

Los hechos 

Todo comenzó cuando Genaro Lozano publicó en su cuenta oficial un mensaje en referencia al caso de uno influencers que engañaron a un migrante para tocar sus genitales por un pago de 500 pesos efectuado con un billete falso.

El caso generó toda clase de reacciones y Lozano decidió subirse a la conversación indicando “Esos ‘influencers’ que denigraron a un migrante en sus redes me recordaron a Arne aus den Ruthen cuando en el gobierno panista de de Xóchitl Gálvez  en MH grababa a vecinos, burlándose y violentando su privacidad…”.

A esto Vampipe decidió responder con un mensaje en el mismo tono en donde recordó la denuncia hecha por Lozano hace unos meses alrededor de la revisión de tickets realizada en Costco que fue duramente cuestionada.

“Esos ‘influencers’ que denigraron a un migrante en sus redes me recordaron a @genarolozano cuando subió fotos exhibiendo a empleados de Costco que hacían lo que consideraban su trabajo, violentando con ello su privacidad”.

Esto desató una serie de comentarios en respuesta, en donde muchos fueron borrados. No obstante, dos de estas respuestas pusieron sobre la mesa un debate que ha rondado en la cabeza de muchos desde que los influencers y creadores de contenido “de nueva generación” consiguieron fama acompañada de varios miles de pesos.

Vampipe  afirmó “El día de hoy, alguien muy orgulloso de su progresismo menospreció a lo que me dedico para con ello anular mi voz: ‘No nada más hacer memes’, me dijo.Se me hace como decirle a un campesino ‘No opines, mejor vete a sembrar tomates’.Yo pienso que todos tienen derecho a opinar”.

Así el politólogo respondió “Haces memes y cobras por ellos, ¿no? De  hecho hacer memes es un oficio complicadísimo y hay quienes lo hacen muy bien. Yo no.Te dije: documéntate y lee recomendación que hizo CDHDF al funcionario Arne por exhibir a ciudadanos y sigamos. Pero seguiste desviando tema. Saludos”.

Ambos comentarios, dieron paso a la opinión de los seguidores de ambas partes y mientras algunos defendieron la remuneración que deben tener los creadores de contenidos y memes debido a que consideran que esto es en realidad un nuevo trabajo, otros tantos acusaron de ilegítima esta forma de generar ingresos.

¿Trabajo o no trabajo?

Este debate alrededor de Vampipe y Genaro Lozano no es nuevo y aunque es posible afirmar que el generar contenido, incluidos los memes, puede ser un nuevo trabajo que trajo la era digital, es cierto que existen muchos rubros obscuros que poco se han trabajado y pueden desacreditar esta labor.

En este sentido, es justo comenzar indicando que desde MarvelCrowd indican que aunque un 78 por ciento considerada que ser influencer (ramo en el que entrar los youtubers) es una profesión y que para el 65 por ciento es su profesión actual, el 76 por ciento consideran que su profesión no está reconocida por la sociedad.

De hecho, el 86.1 por ciento de estos líderes de opinión consultados afirma que los poderes públicos y la legislación vigente deberían contemplar su ocupación y que exista una regulación al respecto. El 12.3 por ciento de los influencers asegura dedicarse a tiempo completo a esta ocupación.

Si se consideran ls inversiones tanto de captura como de tiempo y talento que demanda la generación de contenido en digital, es posible que esta “nueva profesión” deba ser considerada como tal.

Desde Hasoff indican que en promedio, el 56 por ciento de los influencers dedica al menos 4 horas de trabajo a las redes sociales cada día y un 20 por ciento dedica 7 horas diarias a su presencia en redes sociales.

Esto deja en claro que cada post y contenido publicado demanda algo más que los 10 minutos que consume el público final. De hecho, se estima que un 25.9 por ciento dedica entre 30 y 60 minutos a trabajar en cada actualización y otro 25.9 por ciento entre 1 y 3 horas, mientras que un 26.2 por ciento invierte sólo entre entre 10 y 30 minutos.

El punto ciego

Aunque las cifras podrían dar un punto ganado a los generadores de contenido como Vampipe y demás influencers, lo cierto es que hay un aspecto que no puede perderse de vista.

Las ganancias de esta profesión en la mayoría de las redes sociales, están sujetas a likes o visualizaciones. En este sentido, muchos influencers han optado por realizar contenidos que aunque son capaces de llamar la atención de las audiencias, tienen como fundamento temas sensibles y que, en muchas ocasiones, pueden trasgredir los derechos y bienestar de otras personas.

Adicional se pone sobre la mesa el rol y la responsabilidad que ahora tienen los creadores de contenidos, mismos que deben asumir que hoy por hoy sus contenidos deben considerar algo más que simplemente entretener. En la mayoría de los casos se han convertido en constructores de realidades.

La opacidad en este sentido, ha debilitado el reconocimiento de esta profesión como tal que aunque con esfuerzo que debe ser remunerado, parece operar en muchas ocasiones, sin asumir las responsabilidades que implica convertirse en un canal de difusión y constricción de la opinión pública.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Artículos Premium

Artículos Premium

Más de Merca2.0

Artículos relacionados