Una batalla espectacular

México DF.- En una metrópoli como la Ciudad de México en la que todos los días circulan tres millones de automóviles, de acuerdo con la Secretaría de Transporte y Vialidad, los anuncios espectaculares se presentan como una opción de alto impacto para las marcas.

Para automovilistas y peatones es común observar la publicidad de diferentes productos en anuncios que penden sobre azoteas de casas o edificios, lo mismo en avenidas importantes como Viaducto, Tlalpan, o en calles de menor afluencia.

La proliferación de los espectaculares también representa un riesgo para los ciudadanos, ya que muchos de ellos no cuentan con los permisos correspondientes o las medidas de seguridad que el Gobierno del Distrito Federal (GDF) exige.

Frente a esta situación, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) dio como plazo el pasado 25 de marzo a las compañías responsables de las estructuras metálicas publicitarias para que retiraran, por voluntad propia, sus anuncios irregulares.

Algunas compañías publicitarias no obedecieron del todo la determinación gubernamental, solamente seis anuncios fueron desmontados, por lo que Seduvi comenzó con una serie de operativos para quitar la publicidad irregular.

Datos del propio gobierno local indican que fue sobre la Avenida Patriotismo, en la colonia San Pedro de los Pinos, al poniente de la ciudad, donde más anuncios fueron quitados con 22, de ésos, fueron los seis voluntarios, siete por irregulares en sus permisos y nueve por representar un peligro para las personas.

La administración del DF recomendó a las empresas regularizarse, ya que las violaciones a la Ley de Publicidad Exterior les puede llegar a costar entre mil 500 y 2 mil días de salario mínimo (67.29 pesos) o el arresto de 36 horas a los responsables.

El Gobierno no cuenta con una contabilidad real de los anuncios, se calcula que en todo el Distrito Federal existen cerca de 9 mil vallas publicitarias.

Con estas acciones, también se busca darle una nueva vista a la urbe, ya que se considera que el exceso de espectaculares ocasiona contaminación visual.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299