Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Un diseñador insultó al jefe, pero no es causa de despido

¿Quién no ha tenido deseos alguna vez de insultar al jefe? El que diga que no, sin dudarlo, está mintiendo. Al parecer, no hay que reprimirse. Al menos, si se tiene en cuenta este fallo de la Justicia de Argentina que resolvió que el insulto a un superior jerárquico es insuficiente para determinar el despido.

Buenos Aires, Argentina.- ¿Quién no ha tenido deseos alguna vez de insultar al jefe? El que diga que no, sin dudarlo, está mintiendo. Al parecer, no hay que reprimirse. Al menos, si se tiene en cuenta este fallo de la Justicia de Argentina que resolvió que el insulto a un superior jerárquico es insuficiente para determinar el despido.

El caso, que trascendió esta semana, no es el primero (hay mucha jurisprudencia en la Argentina). Ya otros tribunales habían fallado a favor del empleado en casos similares a éste, ocurrido en la Ciudad de Buenos Aires.

Se trata de la ratificación de la condena a Webar Internet Solutions, una compañía de servicios de informática, para que indemnice a M.A. ya que la falta cometida no configuró una “injuria grave” que impidiera continuar la relación laboral.

La Cámara Nacional del Trabajo de la Argentina resolvió que el insulto a un superior jerárquico es insuficiente para determinar el despido de un empleado sin antecedentes disciplinarios. El tribunal consideró probado que hubo insultos al líder de equipo de trabajo, pero rechazó que el hecho fuera de tal gravedad como para justificar por sí mismo el despido.

Entre los fundamentos, se puede leer que los camaristas destacan “la antigüedad del trabajador” y “la falta de sanciones disciplinarias previas”. Si bien dicen que la falta de justificación del despido no implica restarle importancia a la conducta (del empleado), ni dejar de ponderar que es deseable que esta clase de situaciones no se produzcan en el marco del respeto y del buen trato que es dable esperar de ambas partes en un contrato de trabajo. También hacen hincapié en remarcar la importancia del principio de “continuidad de la relación” en materia de derecho del trabajo.

El empleado era un diseñador senior, que “estaba muy bien conceptuado por el personal” y que “con excepción del hecho que motivó el despido, el resto de la relación laboral se habría desarrollado con normalidad tanto con sus pares como con sus superiores”, argumentó el tribunal.

Sigue a Pablo en Redes Sociales


Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados