Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

Un brazalete de Frida Kahlo pone en aprietos la marca personal de Theresa May

Theresa May es una de las personalidades clave dentro de marketing político, por el peso de su papel como primera ministra de Reino Unido.

La imagen de una marca personal es uno de los activos más valiosos con que cuentan estas personalidades y ahora que las redes sociales se han apoderado de la atención de las audiencias y consumidores, esta imagen ha tenido que pensar en protocolos no solo por los incidentes incidentes negativos, sino por la vitrina que las redes sociales significan en la actualidad.

Ante esta exposición mediática y social que logran las personalidades, los mercadólogos han tenido que pensar en una serie de adecuaciones en sus planes de imagen pública, que dan prioridad cada vez más al papel que juegan las audiencias en estos canales, donde la oportunidad de generar conversación social no discrimina acciones a favor o en contra de las marcas.

La comunicación a través de las redes sociales se interesa cada vez más en la imagen, con lo que se apuesta en la generación de acciones, que permiten la relación con las audiencias de manera interactiva.

Esto ha dado paso al surgimiento de influencers, que se han determinado a lograr marcas personales, a través de estrategias de contenido definidas por acciones y sus resultados, sin embargo, mientras el potencial de estos canales digitales aquilata valiosas marcas personales, también oscurece imágenes personales con críticas dentro de estos medios.

Un ejemplo de lo anterior ocurre con Theresa May, luego de que la primera ministra británica participó en un evento conservador llamado “Building a country that works for everyone” (Construyendo un país que trabaje para todos) en donde apareció con un brazalete que mostraba rostros pintados de la artista Frida Kahlo.

A pesar de que la conversación pudo inclinarse por una acción a favor de la cultura mexicana, se criticó a May por llevar la imagen de una artista que militó en el partido comunista, una de las corrientes políticas más combatidas por el gobierno británico a lo largo de su historia, comprobando la sensibilidad de la imagen de una marca personal que se muestra en redes sociales.

Las reacciones en redes:

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados