Esta semana, Uber indicó que retirará su división de Uber Eats de siete mercados debido a que busca mejorar su estrategia de negocios.

Ciertamente, el distanciamiento social, que lleva varias semanas implementándose en varios países, ha motivado a que millones de personas permanezcan en sus hogares, por lo que servicios como el de delivery han registrado un incremento de demanda considerable. No obstante, pese al contexto, cada mercado tiene sus condiciones particulares, lo que motiva a las marcas a continuar implementando acciones que ayuden a mejorar sus negocios.

Las acciones de Uber

Esto es precisamente lo que motivó a la compañía de San Francisco, California a analizar su estrategia y ver en dónde se ubican sus principales áreas de oportunidad, y en donde sus debilidades o ‘amenazas’ para la rentabilidad de sus negocios.

Al respecto, la firma informó que está retirando a Uber Eats de una serie de mercados en donde su plataforma de delivery no es rentable y representa más una carga que una fuente de ingresos.

Detalló que los mercados en donde dejará de operar su app antes del 4 de junio, son: República Checa, Egipto, Honduras, Rumania, Arabia Saudita, Uruguay y Ucrania, debido a que su oferta de servicio no se ubica entre las principales preferencias del consumidor.

Estas decisiones se tomaron como parte de la estrategia continua de la Compañía para estar en la primera o segunda posición en todos los mercados de Eats al invertir en algunos países y salir de otros”, señala Uber en un documento enviado a la Securities and Exchange Commission (SEC).

Igualmente detalla que, en el caso de Emiratos Árabes Unidos, los clientes que son suscriptores a Uber Eats pasarán en su totalidad a Careem, su subsidiaria enfocada al mercado del Medio Oriente.

Los consumidores y restaurantes que usen la aplicación Uber Eats en los Emiratos Árabes Unidos pasarán a la plataforma Careem en las próximas semanas, después de lo cual la aplicación Uber Eats ya no estará disponible”, añade la compañía en el documento a la SEC.

Esto probablemente por ser una marca con awareness entre la población de la región, por lo que no pierde presencia en negocio, aunque sí de marca. Es un movimiento similar al que ha apelado en otros países donde su app era superada por ofertas más locales, tal fue el caso de Corea del Sur y más recientemente en la India, donde vendió su participación del mercado a su rival Zamato.

La marca pierde, pero el negocio debe ganar

Al menos esa es la intención que tiene Uber, debemos recordar que este anuncio se da a días de que el CEO de Uber, Dara Khosrowshahi, afirmara que buscarían que Uber Eats dejara algunos mercados de bajo rendimiento para reforzar sus acciones emprendidas con el objetivo de detener las pérdidas en la división de rides.

Sobre este tema, se sabe que los servicios de traslados fueron uno de los sectores más afectados por el coronavirus, de hecho según datos de la propia firma tecnológica, había registrado una disminución de entre el 60 y 70 por ciento en la demanda de viajes.

No obstante, la empresa acota que su división de Rides no se verá afectada, el movimiento enfocar su estrategia en los principales mercados de Eats, una división que hasta hace unas semanas estaba creciendo casi 30 por ciento.

Por lo dicho, Uber está dispuesta a perder presencia de marca y sacrificar mercados que no representaban ingresos, para destinar los recursos que demandaban estos países a regiones en donde está teniendo mayor demanda y crecimiento.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299