Uber dice que no afiliará a los conductores como sus empleados

Uber
Imagen de Uber
  • Una ley en California obligaría a las app de traslados a registrar a los conductores como empleados y esto atañe a Uber.

  • Esta y Lyft serán las más perjudicadas porque cambia su modelo de negocio.

  • Uber podría pasar la prueba ABC porque los conductores no son fundamentales para su negocio.

Hace poco informamos que en el estado más importante por producto bruto de Estados Unidos, California, avanzaba una legislación que podría forzar a las dos empresas a tratar a sus conductores como empleados en relación de dependencia, en lugar de como contratistas independientes. En ese momento, las acciones de Uber y Lyft cayeron a mínimos históricos cuando finalmente los inversionistas comenzaron a analizar las consecuencias de la ley que podría alterar sus modelos de negocio.

Pero, hoy todo queda más claro para la firma, a pesar de que la legislación fue aprobada hoy. Uber no reclasificará a sus conductores como empleados de la compañía, así lo afirmó un representante de la marca.

Son contratistas independientes, no empleados, dijo el principal funcionario legal de la compañía, Tony West, a los medios de comunicación. En un contexto en el que se aprobó un nuevo proyecto de ley en California, en el que todo podría cambiar.

West aseguró que la compañía a la que representa podría pasar la prueba ABC porque los conductores no son fundamentales para su negocio: “según esa prueba de tres partes, podría decirse que la barra más alta es que una empresa debe demostrar que los contratistas están haciendo el trabajo ‘fuera del curso habitual’ de su negocio… Varios fallos anteriores han encontrado que el trabajo de los conductores está fuera del curso habitual de los negocios de Uber, que sirve como plataforma tecnológica para varios tipos diferentes de mercados digitales”.

La ley

El Proyecto de ley 5 de la Asamblea (AB5) y el fallo reciente de la Corte Suprema de California busca evitar que empresas como esta clasifiquen a sus conductores como contratistas independientes, por medio de la llamada “prueba ABC” para determinar si alguien es un contratista o empleado.

Sin embargo, la ley no convierte automáticamente a todos los conductores de Uber en empleados y la marca aprovechará esto para defenderse de las obligaciones que adquiriría.

Los defensores de esa ley dictan que esto permitiría a los conductores acceso a un empleo con las prestaciones que debe, peor la app de transporte indica que al no realizar una actividad de empleado como tal, no debería pagarles de esa forma.

Panorama general

Cabe mencionar que el ingreso bruto total de la industria del transporte privado alcanzó los 36 mil millones de dólares durante 2016 y se espera que registre los 285 mmdd durante 2030.

Tiene alrededor de 60 millones de usuarios y presencia en unas 450 ciudades en el mundo en la actualidad. Este año registraría 110 millones de viajes al mes alrededor del mundo.

La app tiene millones de dólares qué cuidar, pero la ley considera que también millones de trabajadores qué proteger en el sentido básico de ofrecer las condiciones de empleo dignas que acata cada compañía en el país al que llega.

Por ejemplo en México, la exigencia fue abrir los datos de sus viajes y es la Ciudad de México la primera urbe del país en tener con la plataforma de libre acceso, algo que ya estaba disponible en más de 30 partes del mundo, entre ellas Nueva York, Seattle, Cincinnati, Nairobi o Londres.

El sitio web movement.uber.com permite visualizar, filtrar y descargar los lapsos de traslado promedio, mínimo y máximo por horas del día, días de la semana o meses en la CDMX.

Aunado a esto, también tuvo que adaptarse a los impuestos. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) planteó a diputados se aplique el cobro del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a las plataformas digitales relacionadas con el servicio de transporte, y con modificación de aplicarse a medios intangibles, ahora también cubre esa parte. “A dónde fueres haz lo que vieres”, dicta el dicho.