TV sin límites: carreras de bebés en peceras para que sus padres ganen premios

Numerosas críticas para un programa de la TV argentina en el que ponen a competir a bebés como si fueran caballos o galgos de carrera.

El rating en televisión lo es todo. Lo aseguran en los propios medios de comunicación, donde saben que la continuidad depende de si las estadísticas de televidentes son buenas o malas. Sin embargo, hay límites y esos límites, a veces, son rebasados con el objetivo de sumar algunos puntos más.

Eso parece que ha ocurrido en Argentina, en el programa de la popular conductora Susana Giménez, que se transmite por la cadena Telefe.

Se trata de una competencia de bebés que, gateando, deben llegar de un lado al otro de una especie de pecera vidriada. Como en una carrera de galgos, son llamados desde la meta, atraídos por juguetes o celulares, con la idea de que, el que llegue primero, le haga ganar a sus padres importantes premios.

En el estudio, cientos de personas mirando. En los hogares, millones más.

En este contexto, y luego de ver el show el pasado domingo 2 de julio (en el segundo programa de Susana Giménez en 2017), el Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño (Casacidn) consideró que los niños “son expuestos como objetos de consumo y diversión”.

En un comunicado, el organismo señaló que en ese segmento del programa “hay una evidente manipulación de los bebés”. “Lamentablemente, no es la primera vez que se da en la televisión argentina y exige que se tomen las medidas necesarias para poner fin a las violaciones de los derechos de chicos y chicas que representa”, destacaron desde la asociación.

El comunicado habla de “la desvalorización que hay detrás de la presentación de los niños y las niñas en los programa se corresponde con una imagen de infancia, promovida desde los medios, que los expone así a diversas situaciones de violencia”, aseguraron y citaron el caso de una madre que tironeó a su hija para que gane la carrera.

Desde el Casacidn enfatizaron que los niños “deben ser protegidos contra cualquier forma de violencia, incluida aquella que, como en este caso, ejercen los medios de comunicación”.

En las redes, muchas críticas