Turismo de aventura, ¿oportunidad para las marcas?

El mercado del turismo representa más de 7 mil 170 trillones de dólares, con más de mil 186 turistas internacionales y otros millones nacionales.

En 2016, los ingresos generados por turistas internacionales registraron un crecimiento de 8 por ciento entre enero y junio, en comparativa con 2016, según el Banco de México.

En esa industria, el turismo de aventura es uno de los segmentos con mayor crecimiento en México, el segmento ha registrado un crecimiento del 31 por ciento.

Así, las marcas podrían crecer sus esfuerzos en él este año, sobre todo porque uno de los cambios más relevantes en esta década para los turistas es la llegada de las apps y los servicios centrados en ellas.

Aplicaciones de las aerolíneas, AirBnB o Uber, han creado nuevos sistemas de transportación y alojamiento, con los que los viajeros son más independientes y obtienen servicios más simples y personalizados que facilitan su experiencia y por tanto se animan más a viajar.

Este sector supone una derrama económica de 363 mil millones de dólares a nivel mundial, de acuerdo con la Secretaría de Turismo.

Más aún, la Adventure Travel Trade Association reveló que los turistas de aventura gastan 3 mil dólares en promedio por viaje, en estadías de una media de 8.8 días.

Se trata de un sector importante que en México cada vez atrae más la atención de las empresas o debería hacerlo, sobre todo cuando las cifras muestran que, por ejemplo, en la zona de la Huasteca potosina se ha detonado la llegada de visitantes a la región, tal como reveló Ena Buenfil, directora de la empresa promotora Huaxteca.com, a El Economista.

Foto: Bigstock