x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿Tu mentalidad es la correcta como líder y marketero?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Los líderes con esta mentalidad se identifican como individuos que creen que sus talentos pueden ser constantemente desarrollados (a través del esfuerzo, buenas estrategias y retroalimentación de otras personas).
Manuel medina

Los líderes con esta mentalidad se identifican como individuos que creen que sus talentos pueden ser constantemente desarrollados (a través del esfuerzo, buenas estrategias y retroalimentación de otras personas). Tienden a destacar y lograr más vs. aquellos líderes que tienen una mentalidad que llamaremos “fija” –más tradicional- (quienes creen que sus talentos son innatos y obtienen liderazgo y poder por su posición dentro de la jerarquía organizacional), debido a que se preocupan menos por parecer inteligentes y ponen más empeño y energía en aprender constantemente.
Cuando compañías enteras -o equipos de trabajo específicos- adoptan esta mentalidad de crecimiento, sus colaboradores reportan sentirse significativamente más empoderados y comprometidos, así como con mayor soporte y colaboración dentro de la organización. La competencia interna, comparación y celos entre miembros de la organización pierde relevancia y se mejora la cultura.
Cuando un término se pone de moda y toma importancia, es clave clarificar lo que sí es, así como lo que no es o lo que la gente puede confundir por no conocer o entender bien lo que significa. Les comparto 3 errores comunes sobre lo que a veces se cree que es una mentalidad de crecimiento (¡para que no los cometamos nosotros!):

  1. “Ya tengo esa mentalidad, y siempre la he tenido.” – Muchas veces las personas confunden la mentalidad Growth con ser flexible o adaptarse bien al cambio o simplemente ser optimistas o positivos dentro de un equipo. La realidad es que todos somos una combinación entre mentalidad de crecimiento y fija, nadie es una u otra por completo y es algo que debemos de aceptar e interiorizar para poder beneficiarnos. La humildad y el ser un líder con cierta vulnerabilidad – porque no lo sabemos todo- es parte del proceso y de aceptar de fondo la mentalidad adecuada.
  2. “Una mentalidad de crecimiento es reconocer y recompensar el esfuerzo.” – Falso. El resultado es muy importante. Mucho esfuerzo sin resultados se traduce en ineficiencia y nunca es buena. Aunque es importante reconocer el esfuerzo, es crítico, sobre todo, reconocer y recompensar el aprendizaje y el progreso, tales como testear o probar nuevas estrategias o ideas.
  3. “Hablemos y adaptemos la mentalidad de crecimiento y buenas cosas vendrán.” – Tener una visión y misión bien escritas ayuda pero nunca es suficiente. En desarrollo organizacionales y cultura la intención NO es lo que cuenta. Las organizaciones y equipos que realmente adoptan esta mentalidad ayudan a que se convierta en parte de la cultura: alientan la toma de riesgos sin consecuencias, recompensan los aprendizajes relevantes aún sin resultados finales, fomentan la colaboración entre equipos y funciones en lugar de la competencia entre miembros de equipo, y están comprometidos con el crecimiento profesional y personal de cada uno de los colaboradores del equipo -su desarrollo, aprendizaje y evolución para poderse desarrollar a su máximo potencial.

Como pueden ver, una mentalidad Growth – de crecimiento– no es fácil de aceptar y obtener porque es contraintuitiva: debe iniciar por aceptar y reconocer que nosotros mismos todavía tenemos muchas oportunidades para seguir creciendo, así como seguramente también nuestros equipos y nuestra organización completa.

¿Cómo podemos ser parte de la solución y no del problema?

¿Cómo podemos ayudar a recursos humanos a que NO fomenten un ambiente de competencia entre pares, sino de crecimiento para todos?

¿Cómo podemos iniciar por nosotros mismos? = Modificar comportamientos, compartir más información, ser más transparentes, colaborar e innovar más, buscar proactivamente retroalimentación y aceptar nuestros errores, no tomarnos las cosas como si fueran un tema o ataque personal.

Es trabajo duro, sin duda, pero los líderes, marketeros y organizaciones que lo logren tendrán una ventaja significativa vs. su competencia. ¿Y tú, ya lo has discutido con tu equipo, tu jefe, y tu organización? Te invito a que lo hagas.

Twitter: @manumedinar
Página de inicio

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados