x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Trump se pondrá vacuna anti-COVID cuanto antes, AMLO hasta febrero, ¿quién tiene la razón?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Los mandatarios de México y EEUU han tenido acercamientos notablemente distintos tanto a la crisis general como a la vacuna para la COVID-19
  • Por ahora, la única vacuna aprobada contra la COVID-19, tanto en México como en EEUU, es la de Pfizer

  • De hecho, Cofepris se adelantó por unas horas a su homóloga americana, la FDA, para darle luz verde a la fórmula para su aplicación

  • Sin embargo, considerando su costo y complejidad de distribución, es poco probable que este fármaco pueda distribuirse de forma masiva

Hace unas horas, una fuente dentro de la la Casa Blanca dio a conocer noticias interesantes sobre el que será aún su inquilino por algunas semanas más. En información de Reuters, el presidente Donald Trump, el vicepresidente Mike Pence y otros funcionarios federales de alto rango ya saben cuándo van a recibir la vacuna. La aplicación de la fórmula entre este selecto grupo de políticos empezaría este mismo lunes. No hay aún un reporte oficial sobre el tema.

De acuerdo con las fuertes internas contactadas por esta agencia, la aplicación de la vacuna anti-COVID entre estos funcionarios responde a un plan para la continuidad del gobierno. Se espera que, desde hoy y en los próximos 10 días, comience la inmunización de todo el equipo esencial en la Casa Blanca, así como ciertos funcionarios en toda la administración. No es muy claro si también se le dará la misma prioridad al equipo electo de Joe Biden y Kamala Harris.

El caso mexicano: El otro lado de la moneda en la vacuna anti-COVID

Las noticias que salen de la Casa Blanca representan un contraste notable con el enfoque que adoptó su contraparte mexicana. El inquilino de Palacio Nacional, en datos de El Universal, no se aplicará la vacuna anti-COVID sino hasta entre febrero y abril del próximo año. Según el mismo Andrés Manuel López Obrador (AMLO), no se le puede aplicar primero la fórmula a él ni a la mayoría de su equipo. Esto, porque la prioridad deberían ser médicos y adultos mayores.

Cabe destacar que este enfoque es consistente con el plan de aplicación de la vacuna que su administración reveló hace unos días. Entonces, AMLO y su equipo señalaron que por el resto de 2020, así como las primeras semanas de 2021, se darán las dosis de la vacuna disponible al personal de salud. Conforme haya más dosis disponibles se irán repartiendo basándose en un sistema donde se dará prioridad a los habitantes de mayor edad, más susceptibles al virus.


Notas relacionadas


Decisiones consistentes con cada mandatario

Se podría argumentar que tanto AMLO como Trump tienen, o no, la razón en su estrategia para colocarse personalmente la vacuna. Pero se les debe reconocer que están siendo consistentes con su estrategia general anti-COVID. El presidente de Estados Unidos (EEUU) amenazó hace solo unos días que no ayudaría a otros países a obtener dosis de la fórmula. Esto, hasta que no se tenga a toda su población inmunizada, en línea con toda su filosofía de “America First”.

En el lado contrario, AMLO continúa manejando su discurso de una distribución mucho más estratégica y socialmente responsable de la vacuna. El enfoque se vio más claro durante su intervención en la pasada reunión del G20. En ella, hizo énfasis que la estrategia general de trabajo debe ser atender primero a los países y poblaciones más pobres y vulnerables. Y de esa forma asegurarse que la ayuda llegue a quien más la necesita, no a quien pueda pagarla.

Los potenciales errores de Trump y AMLO en sus decisiones sobre la vacuna

Sin embargo, ambos mandatarios podrían estar cometiendo errores que podrían poner en entredicho su estrategia. En el caso de Trump es importante recordar que, como apunta USA Today, la fórmula de Pfizer debe aplicarse en dos dosis, con una separación de 28 días cada una. Hasta que no se reciban ambas inyecciones, no se tiene la protección prometido por la vacuna. Siendo que su administración debe salir en poco más de un mes, la “continuidad del Gobierno” parece más bien una excusa para tener acceso preferencial mientras aún pueden.

Por otro lado, hay que recordar que AMLO dijo en octubre que se pondría la vacuna, en vivo, en plena conferencia mañanera. Esto, para fomentar la confianza de la población en la fórmula. Cierto, no habrá dosis para la población general sino hasta febrero, entonces técnicamente no hay prisa. Pero adelantarse a su plan podría ayudar a cimentar la confianza que quiere crear.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados