Trump celebra en Twitter que una encuesta pone su aprobación cerca del 50 por ciento (y llama fake news las que no)

Donald Trump-Asia-Philipinas
Imagen: Twitter vía @realDonaldTrump

Es conocido que las encuestas y sondeos no son los mejores aliados de Donald Trump, mismas que generalmente son calificadas como fake news o tendenciosas por el presidente de Estados Unidos. Sin embargo, cuando resultan favorecerle, su actitud cambia radicalmente.

Esto sucedió la mañana del martes cuando el mandatario usó Twitter -su principal arma de comunicación- para celebrar que su nivel de aprobación está cercano al 50 por ciento, según una reciente encuesta de Rasmussen Reports.

“Una de las encuestas más precisas esta última vez. Pero a las #FakeNews les gusta decir que estamos cerca de los 30 (nivel de aprobación). Están equivocados. Algunas personas piensan que los números podrían estar ceca a los 50. ¡Juntos, HAREMOS AMÉRICA GRANDE OTRA VEZ!”, destacó Trump en su tweet.

Pero, ¿por qué presidente estadounidense celebra tanto este tipo de encuestas? Bueno, los últimos ejercicios no lo favorecieron mucho, de hecho lo llegaron a poner como el mandatario con el menor índice de popularidad en los últimos 70 años, incluso su trabajo durante la gira por Asia no le ayudó ya que otra encuesta publicada recientemente por Washington Post y ABC New señala que los estadounidenses tienen poca fe en la capacidad de Trump para manejar el conflicto con Corea del Norte.

Entre los bajos niveles de aprobación y la poca confianza en su capacidad de gobierno, son las principales razones que motivan al presidente estadounidense a descalificar los sondeos y a respaldarse -irónicamente- a otros ejercicios que sí son positivos a su imagen política.

Hay que señalar que no todas las encuestas de aprobación miden lo mismo en Estados Unidos. Algunas consideran a todos los adultos estadounidenses, otras sólo votantes registrados y otros casos, como el de Rasmussen Reports, considera a posibles votantes. Por tanto, es muy probable que cada una arrojará un resultado distinto.

Trump suele descalificar las fuentes de las encuestas, muchas de ellas realizadas por agencias de investigación de trayectoria o grandes medios de comunicación, los considera sus enemigos. En cambio, a la encuesta de Rasmussen Reports la considera “una de las más precisas”.

No obstante, algo que dejó fuera el mandatario es que una encuesta similar publicada en mayo pasado por la misma fuente lo ponía con 48 por ciento de aprobación, es decir, incluso en esta que le arroja “números positivos” ya perdió terreno. Esto sin considerar lo que señalan medios como Washington Post, que los presidentes suelen celebrar las encuestas que los posesionan por encima del 50 por ciento de aprobación, ya que otro resultado significa que más de la mitad de los estadounidenses no están conformes con su administración.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.