Todo lo que debes hacer para no fracasar con tu nueva tienda

Buenos Aires, Argentina.- Tener una pequeña tienda de alimentos –de golosinas, bebidas y tabaco, por ejemplo– no es nada simple, aunque lo parezca. Sobrevivir es posible, pero siendo muy cuidadoso. Mira estos consejos.

Notas relacionadas:
El 28% de las ventas de e-commerce proviene de dispositivos móviles
Ventas de e-commerce en España llegarán a 17.000 millones de euros
Un 86% de los e-commerce espera crecer en 2015

Llevar adelante un negocio desde cero es todo un desafío, especialmente un comercio relacionado con la venta de alimentos y bebidas pequeño, como puede ser un quiosco, tienda o drugstore. La clave es tener mucha paciencia y determinación y, en lo posible, seguir estos consejos.

No derroche. Invertir no es lo mismo que gastar. Una vez que se determine el monto a desembolsar, no abra el negocio si antes no se planificó cómo se va a administrar esa inversión a lo largo del tiempo. Debe tener un cálculo de ingresos y egresos, previamente a inaugurar, o le irá muy mal. No diga que no se lo advertimos.

Compradores seguros. El éxito de un quiosco depende de la ubicación. El lugar es, por lejos, la variable más importante. Si no está bien ubicado, ni se le ocurra inaugurar nada, será en vano. Lo mejor: cerca de lugares donde tenga un público cautivo, como edificios con oficinas de gobierno, o una gran compañía con muchos empleados. También puede ser enfrente de una parada de autobuses, donde pase mucha gente, todo el tiempo. Cerca de una escuela es otra alternativa. En ese caso, siempre se deben tener meriendas para los chicos (galletas en paquetes chicos, alfajores de distintos precios y jugos en formatos pequeños).

punto de venta 3

¿Empleados? Antes de abrir, hay que tomar la decisión de si se van a contratar o no empleados. Hay que hacerlo antes, no “ver qué pasa” y luego analizarlo. Un empleado cambia mucho los números de un negocio con márgenes tan pequeños y si la idea era no trabajar muchas horas para delegar en un empleado, las cuentas pueden no cerrar y, necesariamente, fracasar. Una buena idea es reservar parte del dinero a invertir para poder pagar los primeros salarios del empleado, más allá de la ganancia que se obtenga.

No comprar por comprar. Muchos dueños tienden a comprar los productos que más les gustan a ellos. No es así: los clientes deciden. Adquirir cosas de más, cosas que no se venden, en un negocio de márgenes chicos, puede ser letal.

Tener otra cosa. Un buen consejo es tener otro ingreso en la familia hasta saber si el negocio funciona o no. En especial, para sobrevivir los primeros meses, cuando el comercio empiece a arrancar y de poco o nada de ganancia.

Todo el día. Un comercio de alimentos y bebidas no puede estar cerrado muchas horas. Eso debe entenderlo si quiere ganar dinero de verdad, y no sólo sobrevivir. Mucha gente acude a comprar algo para cenar, pero lo hace cuando es tarde, de noche. Si está cerrado, irá a la competencia y jamás volverá.

punto de venta 2

Buena atención. ¿No le cae bien la gente? ¿es algo osco? ¿ermitaño? ¿le disgusta el contacto con los vecinos? Olvídese de un quiosco. No es para usted.

Marketing, mucho marketing. Organización de los productos en el interior del punto de venta, colores, música, limpieza, ofertas, política de precios. Todo eso es parte de un mini plan de marketing que debe hacer si no quiere cerrar a los seis meses con una bolsa llena de deudas.

Fuentes: Centro de Almaceneros de Córdoba, Día a Día e Infokioscos.com