En esta época, para muchos profesionales ha cobrado más sentido la idea de emprender; algo que puede ser una buena decisión si se contempla el panorama para los emprendedores en el país pues, según el Monitor Global de Emprendimiento 2018 -2019, después de Argentina, México tiene el segundo mejor contexto para emprender en Latinoamérica. Sin embargo, un punto importante para emprender es el poder identificar con cuál de los distintos tipos de emprendedores uno se siente más identificado o le gustaría identificarse. Saberlo puede ser determinante para entender las oportunidades y las ventajas que se tienen para no formar parte de las estadísticas de fracaso que enfrenta el sector. Pensando en ello, en esta ocasión destacamos los distintos perfiles que existen.

Según lo comparte Business2Commuity, estos son los distintos tipos de emprendedores que existen y en los cuales te puedes convertir:

  • Emprendedor social

El primero de estos tipos de emprendedores es uno que se distingue por su inclinación por estar al tanto entorno local, nacional y global. Muchos emprendedores sociales son activistas o ambientalistas que quieren resolver problemas sociales y cambiar el mundo.

Su menta principal es hacer del mundo un mejor lugar creando negocios que generen un impacto positivo en el mundo. Estos emprendedores no miden su éxito con base en las ganancias, sino por su impacto.

Tienden a iniciar organizaciones sin fines de lucro o empresas que se dedican al bien social.

  • Emprendedor innovador

Este tipo de emprendedor es uno que constantemente genera nuevas ideas e invenciones. Así como los emprendedores sociales, apuntan a cambiar para bien la forma en que las personas viven. Como su nombre lo implica, la innovación es más importante para ellos que el hecho de tener una compañía, sin embargo, muchos toman sus ideas y la convierten en empresas que prosperan.

Este tipo de emprendedores tienden a ser ingenieros que disfrutan los aspectos técnicos más que los operacionales de un negocio. No están motivados por el dinero, sino por la misión e impacto de sus ideas en la sociedad.

  • Emprendedor “hustler”

Estos emprendedores se pueden entender como comerciantes que trabajan duro y ponen un alto nivel de esfuerzo en sus acciones. No tienen miedo a explorar tendencias. Piensan que los riesgos pueden asustar pero que también son emocionantes al punto en que consideran que no hay recompensas si no se toman riesgos.

Estos emprendedores comienzan en pequeño y trabajo para que los negocios crezcan de forma importante tomando como base el trabajo duro en lugar del dinero. Los “hustlers” están dispuestos a hacer lo que sea contar de lograr sus metas.

Generalmente inician sus negocios pues no quieren tener que trabajar para alguien más. También, tienden a querer hacer todo y administrar a otros.

  • Emprendedor imitador

El emprendedor imitador es uno que ve el éxito de otros y trata de de copiarlo. Usan lo que otros han hecho como su inspiración y trabajan para mejorar a partir de lo que los demás han desarrollado. Los imitadores se pueden entender como una combinación de innovadores y hustlers. Están dispuestos a pensar en nuevas ideas y trabajar duro, pero comienzan “clonando” negocios y copiando lo que otros han hecho primero. Los imitadores tienen confianza y determinación y pueden aprender de los errores de los otros. Les gusta ir a lo seguro y medir el éxito por su falta de fallos, es por ello que copian los modelos de negocios exitosos para evitar cometer errores. Sin embargo, los imitadores a menudo se ponen al día y se comparan con los creadores originales.

  • Emprendedor investigador

Los emprendedores imitadores son el tipo de personas que aman aprender. Se toman el tiempo para investigar cada posible escenario y resultado para las estrategias antes de iniciar o hacer crecer un negocio. En algunos casos la investigación se convierte en la excusa para no ejecutar acciones. Se dan cuenta de esto con una gran preparación e información, por ello tienen mejores posibilidades de tener negocios exitosos.

Estos emprendedores dependen dela data, los hechos y la lógica en lugar de apalancar la intuición. Desarrollan planes de negocio detallados como una forma de minimizar las posibilidades de fracasar.

  • Emprendedor determinado

Los emprendedores de este tipo también son conocidos como “wantrepreneurs”. Aunque no hayan conseguido el éxito aún, creen que lo obtendrán. Son ricos en ideas, pero las bases necesarias para tener un negocio exitoso no se les dan todo el tiempo. Entienden el valor del emprendimiento y ven que el éxito es posible, este es su motor para seguir adelante. Quieren disfrutar de las bondades de tener un estilo de vida de emprendedurismo exitoso  y se consideran personas de ideas, pero necesitan más motivación para ensamblar todas las piezas o gastar suficiente tiempo para crear un negocio exitoso.

También, entienden que iniciar y hacer crecer un negocio es duro y toma tiempo, pero tienen la tendencia de saltar de una idea a otra confirtiéndose en iniciadores en serie.

Estos emprendedores rara vez logran sus ambiciones de tener un negocio exitoso.

  • Emprendedor comprador

Este tipo de emprendedor es uno que usa sus recursos o fortuna para impulsar el espíritu emprendedor. Se trata de emprendedores con experiencia plena en los negocios. Saben que compran un negocio bien establecido es menos riesgoso que iniciar uno desde cero, por eso usan sus fortunas para comprar negocios que piensan que no están teniendo el rendimiento adecuado. Una vez que el negocio es adquirido, hacen cambios estructurales y digestión que consideran necesario para impulsar a los negocios de forma rápida y expandir las ganancias

Estos emprendedores miden el éxito tomando como base la rentabilidad extra que logran generar para los negocios.

  • Emprendedor constructor

Los emprendedores constructores son tipos flexibles que siempre miran al futuro para encontrar la siguiente gran idea. Para estos emprendedores es común tener diversos negocios a lo largo de su vida, incluso en diferentes industrias.

Los constructores miden el éxito en términos de infraestructura, como el número de empleados que tienen, los activos que les pertenecen, el volumen de espacio en la ofician que ocupan, entre otras cosas.

También, los constructores son emprendedores consumados que han pasado por todas las etapas de construcción de un negocio y han tenido éxito. Se concentran en escalar sus negocios y dejar un legado que se extienda más allá de su vida. Debido a lo anterior, consideran su tiempo como el recurso más valioso y tratan de usarlo de forma sabia.

  • Emprendedor oportunista

Este tipo es uno que se distingue por ser altamente optimista y ser maestro de la promoción. Disfrutan del marketing y las ventas. Tienen habilidades para identificar oportunidades para generar dinero.

Estos emprendedores miden el éxito con base en la cantidad de dinero que hacen y la cantidad de reconocimiento y aprobación externa que reciben.

Un punto distintivo es que en lugar de construir negocios desde cero o comprarlos, buscan oportunidades de negocio donde apalancar sus habilidades y redes para crear  ingresos residuales y de renovación.

  • Emprendedor especialista

Finalmente, los emprendedores especializadas son tipos que generalmente se desempeñan en áreas como contabilidad, medicina o leyes. Los especialistas saben para qué son buenos y pasan todas sus carreras en una industria.

Miden el éxito tomando como base sus ingresos personales y de ido a su aversión a las ventas, su principal debilidad está en las operaciones. También se niegan a tomar riesgos. Primero examinan cada decisión de negocios con precisión analítica y apalancan métodos probados y verdaderos de redes para buscar nuevos clientes potenciales.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299