Tesla y una ventaja sobre marcas como Toyota y Volkswagen que difícilmente se eliminará

  • Tesla ya es la segunda automotriz con mayor valor en el mercado

  • Más que en volumen de ventas, a su favor están las proyecciones del mercado y su ventaja tecnológica

  • El mercado de autos eléctricos generará ingresos superiores a los 567 mil mdd para 2020

Si hablamos de volumen en ventas que generan ingresos, Toyota y Volkswagen superan por mucho a Tesla, pero algo está sucediendo en el mercado que hace que la estadounidense tenga mayor valor que las gigantes japonesa y alemana.

Aunque por el momento los autos eléctricos no son el boom de ventas, el hecho que las ventas del sector automotriz se estén desacelerando significativamente y que las principales (e históricas) armadoras estén virando a la eliminación o reducción de motores de combustión interna (recordemos lo que hizo GM), son señales de que la carrera está tomando una dirección clara.

Una clara ventaja

Existen diversos factores que son tomados en cuenta por el consumidor al momento de decidir adquirir un vehículo; desde el precio, pasando por diseño, comodidad, seguridad, hasta llegar a la innovación y tecnología. Estos últimos son donde Tesla tiene una superioridad significativa sobre el resto de sus competidores.

Así lo concluye un análisis referido por Nikkei Asian Review, que incluyó el desmantelamiento total de un Model 3. De acuerdo con el medio, el modelo más ‘asequible’ de la marca fundada por Elon Musk cuenta con una unidad de control central o ‘computadora totalmente autónoma’ materializada en una tarjeta compuesta por dos chips.

Tras los análisis, se encontró que este dispositivo es el encargado de los algoritmos de Inteligencia Artificial y el sistema de control del auto, las capacidades de conducción autónoma y el sistema de infoentretenimiento, entre otras funcionalidades.

Hasta aquí no parece nada extraño, excepto que expertos en la industria señalan que este tipo de tecnología es muy avanzada en el mercado, de hecho esperan que se consolide en 2025, como muy pronto. Para darnos una idea, Huawei tiene una ventaja competitiva de unos tres años en la tecnología 5G, sobre el resto de sus competidores en telecomunicaciones, algo que ha provocado grandes turbulencias en el mercado.

El análisis hace referencia a que la ventaja de Tesla es respecto a rivales como Toyota o Volkswagen que, no es que estén impedidas para lograr tal desarrollo, sobre todo considerando su potencial financiero y tecnológico. Sin embargo, los especialistas señalan que el problema radica en la dependencia en las cadenas de suministro de piezas, atándose a los proveedores, algo que, de modificarse, podría impactar seriamente al modelo de negocio y rentabilidad de toda la industria.

Algo que, advierten, en el caso de Tesla -y otras empresas automotrices más jóvenes-, “no están encadenadas a los proveedores y son libres de buscar las mejores tecnologías disponibles”.


Te puede interesar:

Con el tiempo la balanza puede cambiar

Como referimos al inicio de la nota, automotrices como Toyota, Volkswagen, Nissan o Ford están años luz en volumen de ventas de Tesla, sólo las dos primeras representan alrededor de 10 millones de autos vendidos cada una durante 2019, de acuerdo con datos de Statista.

En cambio, Tesla vendió alrededor de 380 mil vehículos en el año, algo que parece pequeño, pero sólo el Model 3 supera y por mucho a cualquier otro modelo eléctrico en el mercado como el BAIC EU-Series, Nissan Leaf o BMW 530e, BMW i3 o Renault Zoe, entre otros.

Aunado a ello, la firma fundada por Elon Musk ha comenzado a mostrar signos de rentabilidad, en 2019 redujo radicalmente sus pérdidas (un 27 por ciento), producto de ingresos superiores a los 24 mil 578 millones de dólares, y beneficios por 132 millones, de acuerdo con su reporte financiero.

Tras anunciar tales números, las acciones se dispararon y desde entonces mantiene un valor de capitalización cercano a los 144 mil millones de dólares, colocándose como la segunda firma automotriz con mayor valor, sólo debajo de Toyota, que actualmente tiene un valor de capitalización cercano a los 228 mil millones de dólares, pero superando a firmas como Volkswagen, Ford, GM, Hyundai o Nissan.

Si esta ventaja se mantiene y la Tesla logra no sólo mejorar sus tiempos de entrega, sino incrementar su capacidad de producción, con el paso de los años, cuando la industria cambie hacia los vehículos eléctricos (algunos países se dan plazos no mayores a 10 años), no sólo superará a sus rivales en valor comercial, estará en condiciones de pelear por volumen de ventas.

Hablamos de un mercado que crecerá a un ritmo acelerado en los próximos años, sobre todo si consideramos que tendrá un salto de representar ingreso por unos 118 mil 860 millones de dólares en 2017, hasta superar los 567 mil millones para 2025, esto con base en proyecciones de Allied Market Research.