Televisa despide a Julión Álvarez de La Voz Kids y anuncia que volverá a grabar los capítulos en los que apareció

Julión Álvarez ha sido toda una tendencia, debido a que estuvo implicado en acciones ilícitas denunciadas por el gobierno de Estados Unidos.

La imagen positiva de una marca personal es un ingrediente fundamental para las personalidades, pues gracias a este elemento han logrado participar en la industria publicitaria como estrategias ganadoras para las compañías con las que realizan campañas publicitarias.

La imagen positiva en mercadotecnia es una métrica definitiva sobre todo cuando observamos acciones como las etiquetas de procedencia de los productos. Esto ha permitido que los productos Made in USA, Noruega o Finlandia, se encuentren entre los países con mejor reputación.

Esta oportunidad que han encontrado las marcas en la imagen positiva con la que cuentan y la construcción de relaciones a partir de este percepción, ha llevado a elaborar protocolos y manuales que buscan salvar a las compañías cuando cometen errores y su percepción no es la mejor en el mercado.

Desarrollar una estrategia de marketing a partir del escenario en el que compiten las marcas ha llevado a estas compañías a cuidar en todo momento la manera en que se relacionan con el mercado a través de contenido o embajadores de sus marcas.

Pensemos en el anuncio de Televisa en que aseguró que canceló los programas en los que apareció Julión Álvarez y volverá a grabarlos con nuevo jurado.

Álvarez es una personalidad mediática que recientemente vio impactada su marca personal, luego de que el gobierno de Estados Unidos lo vinculó a acciones de lavado de dinero, provocando que la imagen positiva con la que contaba se viera afectada.

El papel que han adquirido las marcas en el mercado ha llevado a estas compañías a ser relevantes cuando su estrategia con que enfrentan una crisis de marca resuelve la situación de la compañía.

Entre las acciones que Álvarez implementó como estrategia de marca personal:

Por el contrario, una pésima estrategia que enfrente una crisis, ahonda aún más la herida mediática de una marca, logrando que el impacto se magnifique en colaboración con otras compañías, valor, participación del mercado y daños económicos, tanto de la compañías como de los empleados.