Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

insultar al jefe

Un diseñador insultó al jefe, pero no es causa de despido

¿Quién no ha tenido deseos alguna vez de insultar al jefe? El que diga que no, sin dudarlo, está mintiendo. Al parecer, no hay que reprimirse. Al menos, si se tiene en cuenta este fallo de la Justicia de Argentina que resolvió que el insulto a un superior jerárquico es insuficiente para determinar el despido.