CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿Sueño frustrado de una generación? Mitad de los centennials quieren ser influencers

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
El alto consumo de contenido sobre influencers y el conocimiento de que estos pueden generar ingresos ha provocado que la mitad de los centennials quieran pertenecer este mundo.

La presencia de los influencers ha cobrado cada vez más relevancia gracias a las redes sociales, ahora un estudio revela que la mitad de los centennials quieren trabajar como influencers. 

Los influencers nacen debido a la alta demanda que comenzaron a tener los usuarios de internet por las redes sociales; el estudio de Digital 2021 realizado por Hootsuite en colaboración con We Are Social, muestra que aproximadamente el 60 por ciento de la población mundial ya cuenta con acceso a internet, de estos, el 53 por ciento cuenta con redes sociales, lo que se traduce a la cifra de 1.200 millones de personas. De igual forma Statista muestra en su estudio el tiempo promedio utilizado dentro de estas de manera global, teniendo un aproximado de 2 horas y 25 minutos al día (este varía dependiendo del país).

La llegada de los influencers al mundo digital

Los influencers han desempeñado una importante función en el mundo de la comunicación digital, donde estos muestran su influencia sobre la sociedad al opinar sobre temas concretos o movimientos e incluso logran persuadir en algunos valores de la sociedad. A pesar de que estos se han encontrado entre nosotros desde los tiempos de la televisión, las redes sociales optaron por llamarlos de esta manera.

Entre las oportunidades que tienen estas personalidades al lograr juntar un alto número de seguidores en las redes, se encuentran algunos beneficios económicos, ya que las marcas apuntas sus miradas hacia estos para poder realizar estrategias de marketing e incrementar sus ventas, provocando que ser influencer pueda ser considerado por algunos como una profesión.

De acuerdo con la investigación de Influenciety, tan solo en México hay  443 mil 442 de ellos y en Latinoamérica aproximadamente 12 millones, por lo que hay bastante de este tipo de contenido para consumir. De acuerdo con el Estudio Anual de Redes Sociales 2019, el 70 por ciento de los usuarios de redes sociales siguen por lo menos a un influencer.

El 50 por ciento de los centennials quieren ser influencers

La generación Z, también conocidos como Centennials, son aquellos que nacieron entre 1996 y 2012 (dependiendo de la fuente de información que consultes), generación considerada como nativos digitales (aún más que los millenials), quienes tienen un amplio conocimiento sobre el uso de los dispositivos electrónicos y que probablemente tengan complicaciones en un mundo sin Internet y redes sociales.

De acuerdo con información de Marketing Directo, al 66 por ciento de la Generación Z le resulta atractivo consumir contenido generado por influencers, de los cuales el 7 por ciento lo hace de manera semanal, y el otro 7 lo hace con regularidad mensual. Esto debido a la alta variedad de contenido que puede ser generado por dichos creadores de contenido, ya que se puede encontrar influencers de todo tipo, como deportes, gaming, decoración de casas, manualidades, herramientas de trabajo, clases virtuales, lecturas, entre muchas otras cosas más.

El alto consumo de contenido sobre influencers y el conocimiento de que estos pueden generar ingresos ha provocado que la mitad de los centennials quieran pertenecer este mundo. De acuerdo con un reciente estudio realizado por Fischer-Appelt y W&V, al 50 por ciento de los centennials les llama la atención trabajar como influencers, mientras que al otro 50 por ciento no les encanta la idea. ¿A qué se debe esto?

Los influencers han mostrado a los centennials en más de una bez los beneficios de llevar este nombre distintivo, sin embargo, también nos han mostrado algunos de sus defectos. Entre ellos, tenemos el ejemplo de Luisito Comunica, influencer que en medio de una reunión donde se vio en medio de montones de personas en Venezuela, este sufrió un desmayo.

Ser influencer, a pesar de ser un atractivo en la generación centennial, también tiene su lado negativo, sin embargo, cabría hacerse la pregunta sobre qué tanto están dispuestos a sacrificar los beneficios de no ser influencer, como el poder salir a las calles o viajar sin ser víctimas potenciales de sus seguidores.

Notas relacionadas:

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados