Para nadie es un secreto que Starbucks es una de las empresas más reconocidas a nivel mundial. La experiencia que ofrece en cada una de sus cafeterías le ha permitido ubicarse en un lugar privilegiado dentro del imaginario colectivo de los consumidores.

Esta posición, ha permitido a la firma de la sirena verde mantener una tendencia a la alza en lo que se refiere a sus ingresos.

Datos publicados por Statista indican que del segundo trimestre de 2017 al mismo periodo pero de 2019, los ingresos mundiales de la firma han despuntado de 5.29 mil millones a 6.31 mil millones de dólares. Esta última cifra cobra mayor fuerza si reconocemos que durante el segundo trámete de 2014, los registros de la firma apuntaban para este indicador un total de 3.87 mil millones de dólares.

Más que café

En buena medida, los ingresos de la firma son resultado de la capacidad de la organización para mantener su principal valor a lo largo de los años y refrendarlo frente a nuevos rivales: la experiencia. 

Aunque de manera quizá inconsciente, el cliente frecuente de Starbucks no paga por una taza de café; el precio de cada bebida y panecillo es aceptado y pagado por la experiencia que ofrece el establecimiento en sí mismo y todo lo que ahí se conjuga. La gente compra la “experiencia Starbucks”, no sólo un café firmado por la marca.

Esta línea de acción además de garantizar un distintivo para la firma, permite que a la compañía explorar nuevos terrenos de negocio, en donde los pagos móviles se han convertido en un interesante motor que no sólo han llevado a Starbucks a competir con firmas como Apple o Visa; sino que además le ha permitido posicionarse en la cima para dominar el terreno cuando menos en Estados Unidos.

Estimaciones de eMarketer entregadas a mediados del año pasado, indicaban que Starbucks lideraba el mercado de las apps de pago móvil en el mercado estadounidense al sumar un total de 23.4 millones de clientes mayores de 14 años, cifra que se ubicaba por encima de Apple Play (22 millones), Google Pay (11.1 millones) y Samsung Pay (9.9 millones).

Ádios a la corona

Las cifras anteriores hablan de los resultados de una estrategia bien ejecutada de marketing asimétrico que aunque hasta ahora había entregado buenos resultados para la firma, se enfrenta su primera señal de alarma.

Y es que aunque la mayoría de los estudios relacionados con el mercado de pagos móviles en Estados Unidos posicionaba a las soluciones de Starbucks como líderes durante este año, ahora un nuevo reporte de eMarketer indica que la cafetería ha perdido la corona que por años había mantenido dentro del sector. Apple ha logrado arrebatársela.

Según los indicios de dicho documento, Apple Pay se ha posicionado como la app de pago más popular en Estados Unidos con un total de 30.3 millones de usuarios, cifra que representa el 47.3 por ciento del total de usuarios de este tipo de soluciones.

Starbucks se quedaría con la segunda posición gracias a su base de suscriptores calculada en 25.2 millones de usuarios (39.4 por ciento), mientras que Google Pay y Samsung Pay ocuparían el tercero y cuarto lugar con 12.1 millones y 10.8 millones de usuarios, respectivamente.

Sin lugar a dudas, esta es una buena noticia para Apple, firma que recientemente modificó su estrategia de negocio para evitar que sus ingresos dependan de la venta de dispositivos. Su apuesta está en los servicios y al igual que Apple TV, sus sistemas de pago es una de las grandes apuestas.

Si bien la brecha es corta entre Apple y Starbucks, lo cierto es que la marca de cafeterías tendrá que poner en marcha sus máquinas de innovación para recuperar el primer lugar, hecho que demuestra que como cualquier esfuerzo de marketing una correcta implementación de marketing estratégico sólo funcionará en la media en la que la innovación sea parte del ADN de la misma.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo