Starbucks no se da cuenta y paga campaña publicitaria a Tiffany & Co.

Stabucks es una de las compañías líderes en el mercado, por lo que sus estrategias publicitarias son una oportunidad comercial clave.

starbucks
imagen: twitter
  • Starbucks es una de las compañías líderes en el mercado, por lo que sus estrategias publicitarias son una oportunidad comercial clave.

  • Tiffany & Co. ha sorprendido de nueva cuenta con publicidad indirecta. El primer caso ocurrió durante los premios Oscar con un collar que llevó puesto Lady Gaga.

  • De las marcas de lujo con mayor apertura al hablar sobre la eficacia de sus estrategias de marketing y la realidad que enfrenta ante el consumidor, Tiffany & Co. se distingue.

La publicidad cumple una función en cualquier modalidad bajo la cual se diseñe y es la de dar a conocer a una marca.

Ya se que se trate de anunciar una promoción, el lanzamiento de un producto nuevo o la llegada de una marca al mercado, la relación marcas-publicidad es histórica.

Esta larga trayectoria ha hecho que la espontaneidad sea considerada como publicidad, tal como ocurrió de nueva cuenta a Tiffany & Co.

La marca obtuvo publicidad indirecta por parte de Starbucks con su nueva campaña lanzada de la mano de Ariana Grande.

Starbucks pagó por una campaña para promocionar su nueva bebida, sin embargo, los creativos no cuidaron el aspecto de un par de perros que aparecen en ella.

Los canes lucen collares de Tiffany & Co. promoviendo a la marca en una campaña pagada por la cadena de cafés.

Tan pronto se activó la campaña donde Grande aparece bebiendo un café de la marca junto a sus mascotas, los comentarios en redes sociales aludieron a la firma joyera.

El precio de estos collares para perros excede los 200 dólares.

Esta no es la primera vez que un incidente de este tipo ocurre. De hecho es la segunda ocasión en que Tiffany logra publicidad indirecta, aunque con una estrategia que si fue planeada.

Lo anterior ocurrió durante la entrega de los Premios Oscar en que la actriz y cantante Lady Gaga llevaba puesto un enorme diamante amarillo propiedad de la firma joyera.