¿Son los fetiches sexuales psicológicamente sanos?

En los últimos años ha cambiado la forma en la cual nuestra sociedad ve a los fetiches y al BDSM (Bondage, Disciplina, Sumisión y Masoquismo) los fetiches sexuales son mucho más comunes de lo que tenemos en mente, quizás hace algunos años pudiesen haber sido desviaciones o vergonzoso el tener ciertos gustos y más aún expresarlos de forma libre, lamentablemente pensamos que cuando tenemos un gusto particular somos quizás los únicos que tenemos ese “gusto culposo” y que si lo mencionamos seremos considerados como “raros” causandonos pena y por ello no nos atrevemos a decirlo a nuestra pareja y puede ser que nos estemos perdiendo de un extraordinaria y exquisita forma de encontrarnos y reencontrarnos en el acto sexual, fortaleciendo con ello no solo el amor sino la, intimidad y la complicidad, es siempre más sano manifestar nuestra sexualidad con confianza y goce dentro de la pareja que salir a buscar solo por el hecho de pensar que nos van a juzgar o que quizás somos los únicos que tenemos esa atracción diferente.

Un estudio publicado en el Journal of Sex Research muestra que un tercio de los estadounidenses ha participado en algún tipo de juego fetichista, y los elementos de BDSM como la esclavitud se están volviendo más comunes.

Alguna vez fueron consideradas como depravaciones o desviaciones, hoy en día, las parafilias sólo se consideran negativas, si participar en ellas causa daño o angustia a la persona u otra persona. 

La parafilia se eliminó del DSM V en la actualización del 2012 dejando como trastornos el voyeurismo, el exhibicionismo, el froteurismo, el masoquismo sexual, el sadismo sexual, la pedofilia, entre otras.

Según el DSM V (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales) «las parafilias normalmente se inician durante la pubertad, pero los fetiches pueden desarrollarse antes de la adolescencia»

Aunque el campo de la sexología es nuevo, la mayoría de los terapeutas de hoy creen que tener un fetiche es perfectamente saludable, siempre que se exprese con un consentimiento en la pareja adulta.

Aclaremos algunos conceptos, la American Psychological Association define como fetiche a un «objeto material (como un zapato o una prenda de ropa interior) o una parte no sexual del cuerpo, (por ejemplo, un pie, un mechón de cabello), que despierta el interés o excitación sexual.»

Por fetichismo un «tipo de parafilia en que objetos inanimados -por lo general prendas de ropa interior, medias, objetos de hule, zapatos o botas- se usan de manera repetida o exclusiva para obtener excitación sexual.»

 

Las filias son atracciones habitualmente exageradas a determinadas realidades o situaciones, una parafilia se trata de un patrón de comportamiento sexual en el que el estímulo no se encuentra en el acto sexual de la cópula, sino en alguna otra actividad, mientras que las perversiones son conductas depravadas o corruptas que atentan con la Ley o contra la integridad de otra persona.

Te comparto la siguiente página donde podrás encontrar las filias y parafilias más comunes https://garciadeleon.mx/filias

Nos leemos la próxima semana.

loading...