A pesar de ser el contenido más sencillo que existe, el texto es un recurso complejo. Con algo de extensión, puede expresar ideas más elaboradas que una imagen o video. Además, es la pieza central de una de las disciplinas del marketing más útiles en el entorno actual. Estas condiciones hacen que las personas olviden que el texto no solo son caracteres cualquiera. Mediante el diseño de su fuente, puede reforzar la experiencia de lectura de las personas.

Pero encontrar la adecuada para un proyecto de texto es algo complejo. No solo hay enormes repositorios con una infinidad de opciones, algunas con diferencias mínimas entre una y otra. También puede ser difícil identificar una fuente en internet o en una publicación. A menos que se le pregunte directamente al autor de la obra, es una tarea casi imposible saber cuál es el diseño exacto. Pero What The Font hace todo el proceso un poco más sencillo.

Esta página es un proyecto del sitio My Fonts. Su herramienta permite a los usuarios comparar fragmentos de texto con su enorme base de datos. El motor de búsqueda, después de analizar el diseño de las palabras, provee una lista de posibles coincidencias. Si bien las opciones sugeridas por la plataforma no siempre son las correctas, sí puede ayudar a los usuarios a encontrar una fuente suficientemente similar para su proyecto.

¿Buscas una fuente? Es tan fácil como hacer un par de clicks

Lo único que deben hacer los usuarios es subir la imagen o captura de pantalla que tenga la fuente que deseen identificar. La única restricción de la plataforma es que la evidencia sea subida en formato JPEG o PNG. Después, los usuarios deben seleccionar el área donde esté el texto que se va a analizar. Una vez completado este paso, What The Font usará Deep Learning y su base de 133 mil diseños para encontrar los más similares.

Para facilitar el trabajo de la plataforma, se deben subir imágenes de alta calidad. Entre más limpia y de mayor resolución sea una evidencia, los resultados de la búsqueda serán más precisos. What The Font podrá no ser una herramienta particularmente compleja o que vaya a revolucionar el trabajo de una agencia de marketing profesional. Sin embargo, sí es una utilidad en línea que puede simplificar enormemente la vida de cualquier diseñador.