La crisis sanitaria ha mutado muchos elementos de la vida diaria. Varias plataformas digitales están creciendo en nivel de uso, tanto por entretenimiento como para comunicarse a distancia.  También la gente está usando más productos y soluciones de tecnología como su principal fuente de información sobre el mundo exterior. Ciertas actividades, como los esports, también han crecido en popularidad. Incluso se ha transformado el ritual clásico de la consulta médica.

Éste último es particularmente importante. Si bien la mayor preocupación de salud ahora es la COVID-19, muchos otros problemas médicos no dejan de ser relevantes. Lo anterior significa que aún es necesario que, en el mejor de los casos, algunos pacientes deban de ir a consulta. Pero con el miedo al virus, hay mucha gente que está decidiendo posponer estas reuniones y así no infectarse. Se trata de un desafío de salud al que se le debe de encontrar una solución.

Una forma de ir a consulta, desde tu casa

Hay una app que cree haber encontrado esta respuesta. Se trata de la plataforma Okidoc, que practica el concepto de la medicina a distancia. Este proyecto funciona de forma muy sencilla. Los usuarios lo único que deben de hacer es descargar y registrarse en la app oficial. Después solo tienen que agendar una consulta para tratar alguno de los padecimientos que les aquejan. El día y hora del encuentro, se pueden conectar con un profesional médico de forma remota.

La idea de este proyecto es lograr que la consulta médica esté al alcance de cualquier persona con un dispositivo inteligente y una conexión a internet. Además de saltarse el contacto físico, algo crucial en la pandemia, también evita la necesidad de hacer fila o estar en las salas de espera. Asimismo, permite a la gente realizar el pago de su asesoría con un profesional de la salud con el método que más le acomode, incluyendo carteras digitales como las de PayPal.

Otra de las funciones importantes de esta app es que permite vincular otros dispositivos de monitoreo de signos vitales. Por ejemplo, un reloj inteligente que pueda medir el pulso de las personas. De esta forma, también los doctores de una consulta remota pueden hacer un mejor diagnóstico de sus pacientes. Incluso profesionales de la salud interesados en la plataforma se pueden unir al proyecto. Así que es una excelente idea para las nuevas condiciones sanitarias.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299